Captagon, Droga y Efectos, la droga de los Yihadistas

Bartolo Otras Drogas 23 Dec 2016 0 Comentarios 3 min
5 (1 votos)
A raiz de la popularidad que en los últimos tiempos está protagonizando el estado islámico, a saltado a la palestra el Captagon; la droga de los yihadistas. Una droga que como ya lo hicieron otras en el pasado, está ayudando a ganar batallas y conquistar territorios.

Una droga de síntesis que psicoestimula a los que la toman. El consumo de esta sustancia es muy frecuente en los paises árabes.



¿Qué es el Captagon?



La fenetilina es una sustancia química creada en laboratorio como consecuencia de la fusión de anfetamina y teofilina. Concentrado distribuido entre otras marcas comerciales bajo la nomenclatura de Captagon.

Nombre que a posteriori fue adoptado de forma generalizada (sobre todo en oriente medio) a la hora de referirnos a esta sustancia química. Droga que fue sintetizada por primera vez a comienzos de la década de los sesenta.

El Captagon fue utilizado durante 25 años para tratar diferentes trastornos. A finales de los años 80 y comienzos de los 90 esta sustancia había sido sustituida en medicina por otras más eficientes.

A consecuencia de continuar siendo consumido (no muy frecuentemente) con fines recreativos, la producción del Captagon fue prohibida en casi todo el mundo. Al igual que ocurrió después con otras sustancias como por ejemplo el LSD - Acido lisérgico, y a pesar de no ser excesivamente nocivas, es una sustancia que actualmente es considerada ilícita. 

Hoy en día el Captagon no está compuesto por fenetilina en estado puro. En numerosas ocasiones nos encontramos con un sucedáneo basado en fenetilina, y adulterada con metanfetamina, cafeína y anfetamina.

Una droga fácil y barata de fabricar. En esta ocasión no vamos a entrar en detalles de como se produce el Captagon, en cualquier caso tened en cuenta que el proceso a realizar no tiene porque ser muy diferente a como hacer metanfetamina.

¿De Dónde Procede?



A pesar del cese de su producción y posterior ilegalización, el Captagon continuó siendo muy popular en todo oriente medio y los paises árabes. Especializándose vigorosamente en su producción naciones como Líbano y Siria.

En Siria y a raiz de la guerra civil que sufre el país, partes del territorio quedaron a su suerte o bajo el control de milicias rebeldes. Es precisamente en esas porciones de territorio donde la producción de Captagon con destino hacia el Estado Islámico ganó popularidad.



De todas formas hay que aclarar que no se trata de una droga exclusivamente con fines belicistas. En países como por ejemplo Arabia Saudí, goza de gran admiración entre todas las clases sociales; está de moda.

¿Cómo se Consume?



El Captagon de la misma forma que otras drogas sintéticas se suele encontrar en forma de pastillas de variados colores. Eso no impide que en muy raras ocasiones se pueda localizar como un refinado polvo.

Así que podemos afirmar que el Captagon se consume ingiriéndolo de forma oral en comprimidos. Teniendo en cuenta su naturaleza siempre persiste la posibilidad de esnifarlo o ser inyectado en vena.

Efectos del Captagon 



La fenetilina una vez ingerida y metabolizada por el cuerpo humano se desintegra en su mayor parte dando lugar a sus primigenios componentes: anfetamina y teofilina. Así que los efectos de su consumo del Captagon (sin adulterar) corresponden al resultado de la acción de tres sustancias.

De todos modos como ya hemos dicho antes el Captagon de la actualidad no es precisamente igual al primigenio, y sus efectos son algo diferentes. Siendo casi análogos a los efectos del speed; por algo está mezclado anfetamina y metanfetamina.

Este estimulante acrecentra el rendimiento cognitivo y mejora la atención. Disminuye sustancialmente el cansancio, el sueño y el hambre.

Elimina el miedo y permite incrementar el rendimiento sexual. Confiere a sus consumidores arrojo y una energía sobrehumana.



Algunos usuarios frecuentes han manifestado que se sienten como si fueran dioses. No hay quien pueda pararlos.

Consecuencias de su Consumo



El consumo desmesurado prolongado del Captagon produce tolerancia y adicción. Como efectos secundarios hay que señalar la fatiga intensa, estados depresivos, delirios y psicosis.

Por no decir que vuelve al hombre frío, falto de empatía y despiadado. Esta droga hace que los terroristas suicidas no tengan miedo a la muerte.


También te puede interesar: Cocaína Rosada consumo y efectos.


Opiniones


Notificarme de nuevos comentarios.
Cancelar
Dejar opinion

Notificarme de nuevos comentarios.
Cancelar
x

Suscribete al boletin semanal.

Recibe los nuevos articulos en tu correo.