Como Hacer Vino Casero, Rapido y Facil

Bartolo Otras Drogas 20 Nov 2015 2 Comentarios 3 min
5 (1 votos)
Vamos a ver una tecnica rapida y sencilla de como se hace el vino casero. El vino es una bebida alcohólica procedente de la fermentación del zumo de uva. Debiendo proceder en todos los casos de zumo de uva, y tener siempre alcohol en su composición.

Lo que muchos publicitan como vino sin alcohol no es otra cosa que mosto; que no os engañen. También hay quien intenta vender o nombrar como vino a los zumos (fermentados o no) de otras plantas (grosella, mora, zanahoria, etc).

El vino es una de las bebidas más conocidas y consumidas del mundo. Conocido desde al menos hace 6000 años.

Ingredientes

Lo primero y más necesario a la hora de elaborar vino es la materia prima; la uva en este caso. Necesitamos la mejor materia prima posible.

Si deseamos que nuestro vino sea de una calidad aceptable, las uvas también han de serlo. Siendo preciso el revisar que las uvas estén sanas y enteras.

Llegado el momento hay que decidir que vino queremos hacer, ya sea tinto o blanco. Eligiendo a partir de ahí la variedad de uva.

Por último y antes de ponernos manos a la obra es necesario saber la cantidad de uva que precisamos para elaborar nuestro vino. Se suele aconsejar 2 kilos de uva para cada litro de vino tinto, y algo más para un litro de vino blanco.

Además de las uvas necesitaremos metabisulfito para controlar la fermentación, y el posterior almacenado. Unos pocos gramos.



1ª Fermentación


Material Necesario

- Cubo de plástico.
- 2 Recipientes de acero inoxidable o porcelana de gran capacidad (cazuelas o marmitas). 
- Tela de Serigrafía (tejido similar a una media)
- Escurridor.
- Cuchara de madera.
- Colador.
- Embudo
- Jarra de Cristal.
- Botellas de Vidrio.
- Cucharón de acero inoxidable.
- Corchos.
 
Proceso de Elaboración

1º- Comenzaremos echando en el cubo de plástico las uvas previamente despalilladas; separadas de sus racimos. Para a continuacion comenzar con el proceso de estrujado.

No es necesario complicarnos la vida ni adquirir prensa alguna, nos bastarán nuestras manos para tal fin. Ya sea reventado las uvas, o aplastándolas con los puños cerrados.

2º- Una vez estrujada la uva llega la hora de realizar la fermentación. Este proceso se subdivide en 2 partes; 1ª y 2ª fermentación.

La primera fermentación ha de hacerse con el 100% del resultado obtenido de estrujar la uva. Con el  mosto y el hollejo (semillas y pieles). Ha de hacerse a una temperatura constante de unos 18º - 25º. 

Así pues vertemos el cubo con el resultado del estrujado en una de las marmitas. Añadiendo 1 gramo de metabisulfito por cada 10 kilos de uva para controlar la fermentación, y revolviendo todo con la cuchara de madera. 

Sólo hay que esperar de 5 a 15 días (dependiendo de la temperatura) para que fermente. Es necesario remover la mezcla como mínimo una vez al día para que se oxigene y que el hollejo de la parte superior no se seque.

Pasados esos días hay que separar el líquido de los residuos sólidos. Este proceso se conoce como trasegado.

Colocamos el escurridor con un trozo de tela de serigrafía sobre la otra cazuela. Vaciando el contenido de la primera cazuela en el escurridor.

Con la cuchara ayudamos a la fuerza de la gravedad. Después hay que estrujar y escurrir el resto de residuos sólidos estrangulándolos con la tela.

A partir de aquí se inicia la segunda fermentación. En la que de 5 a 15 días (dependiendo de la temperatura) el vino va tomando forma.



Prensa Manual


3º- Una vez dejada atrás las fermentación es hora de clarificar y filtrar el vino. En este proceso separamos los residuos sólidos que se hayan podido generar durante la segunda fermentación.

Colocamos tres trozos de tela de serigrafía en sucesivas capas sobre el colador y éste a su vez en la boca de la jarra. Echando con el cucharón el vino en el colador.

Ahora ya hemos eliminado la mayor parte de los sólidos. Antes de embotellar añadiremos 1 gramo de metabisulfito a modo de conservante por cada 10 litros de vino.

4º- Para embotellar colocamos el embudo en una botella, y dentro el colador, habiendo sustituido los tres trozos de tela por unos nuevos. Vaciamos la jarra sobre el embudo y así al mismo tiempo filtramos de nuevo, y embotellamos.

Colocando el corcho, sólo hay que dejar que el vino repose unas semanas en un lugar seco y oscuro. Basicamente éste es el proceso a seguir para elaborar vino.

Con más práctica, conocimientos y experiencia seremos capaces de elaborar mejores vinos. Llegando incluso desarrollar técnicas y trucos propios que den lugar a un vino con características únicas.

Habeis preparado vuestro vino casero ? contarnos vuestra experiencia.

Opiniones


Notificarme de nuevos comentarios.
Cancelar
Txisco
Txisco - hace 10 meses

Tomo nota.
Mi suegro plantó una docena de cepas hace dos temporadas y la próxima vendimia esperamos poder hacer algo de vino casero.
Vino blanco, eso si.
¿Para que el vino sea espumoso que tenemos que hacer?

 Responder
bartolo
bartolo - hace 10 meses

Hola Txisco.

Con respecto al vino espumoso, próximamente publicaremos un artículo.

 Responder
Dejar opinion

Notificarme de nuevos comentarios.
Cancelar
x

Suscribete al boletin semanal.

Recibe los nuevos articulos en tu correo.