La Importancia del pH en Cultivos de Marihuana

Bartolo pH / EC / TDS / PPM 04 Apr 2019 1 Comentarios 12 min
4 (1 votos)

El pH es de vital importancia en los cultivos de marihuana. De él depende que las plantas crezcan sanas y fuertes. El pH condiciona la absorción de los nutriendes por parte de las plantas.

La marihuana (al igual que otras plantas) tiene unos requerimientos de pH muy concretos. Un nivel inadecuado puede dar lugar a multitud de problemas.

Es necesario saber cual es el pH óptimo del sustrato y del agua de riego. De este modo nos aseguraremos que la planta pueda obtener todos los nutrientes que necesita para su desarrollo.

Importante

Los cultivos hidropónicos y aeropónicos debido a que no utilizan sustrato, requieren de otros valores de pH. Lo fundamental es disponer de un sistema para medir el pH y mantenerlo en los valores adecuados.

En este artículo también te enseñamos como regular el pH de forma casera. De este modo lo podras subir o bajar segun sea necesario para que tenga el valor ideal para tus plantas.

Indice de contenidos

¿Qué es el pH y cómo Influye en la Marihuana?

El pH (Potencial Hidrógeno) es una medida que sirve para determinar el grado de acidez o alcalinidad de una solución en función de los iones de hidrógeno presentes en la misma. El término pH fue establecido el año 1909 por el bioquímico danés S. P. L. Sørensen.

El pH se averigua de forma precisa mediante un medidor (pH-metro) o bien de forma aproximada utilizando tiras reactivas de papel. Los diferentes grados de pH se estructuran formado una escala que se divide en 14 niveles (del 0 al 14). 

Todos los niveles inferiores a 7 se consideran ácidos. El vinagre tiene un pH que suele estar comprendido entre 2.5 y 3.1, mientras que el del ácido clorhídrico se sitúa cerca de 0.

Cuando el pH es igual a 7 se considera que la solución es neutra (pH neutro). El agua pura a temperatura ambiente, lo es.

Los niveles por encima de 7 son alcalinos. El pH del bicarbonato sódico está cerca de 9

Escala ph 4

Un aspecto de importancia a tener en cuenta es que la escala de pH es logarítmica, con lo cual con cada variación de una unidad la siguiente unidad es 10 veces mayor (o menor) que la anterior. Por si te sirve de algo, la escala que mide los terremotos (Richter) también es logarítmica.

El pH es de vital importancia para los cultivos de marihuana. Cada elemento nutricional (nitrógeno, fósforo, calcio, magnesio, etc) es absorvido y asimilado en función del nivel de pH.

De tal manera que un pH muy alto (o demasiado bajo) puede conducir a un déficit (o bien un exceso) de un determinado elemento. Si a eso le sumas que cuando se producen esos excesos, automáticamente las plantas bloquean la absorción de otros nutrientes; apaga y vámonos.

Con lo cual el problema se multiplica por dos. Asegurate de que el pH se mantenga constante y dentro de los márgenes adecuados

El pH Ideal para la Marihuana

La marihuana precisa de un pH neutro o muy cercano a él. Al mismo tiempo es necesario que el pH se mantenga lo más estable posible.

Marihuana 2

De lo contrario las plantas de cannabis no sólo no crecerán y florecerán como era de esperar, sino que además estarán menos preparadas para aguantar los ataques de enfermedades e insectos. Medir el pH del agua de riego en los cultivos de marihuana es un asunto clave.

No menosprecies la importancia del pH o saldrás trasquilado. Pero no se queda ahí la cosa, también es necesario que el pH del sustrato sea aceptable y esté equilibrado en la totalidad del mismo.

Cuando se trata de cultivos hidropónicos y aeropónicos, la importancia es aún mayor. En ambos casos las raíces no cuentan con tierra a la que agarrarse.

Por no hablar de que al añadir fertilizantes al agua, el pH cambia. Esa es una de las razones por las que los cultivos de marihuana en sistemas hidropónicos y aeropónicos son más difíciles de realizar que el tradicional cutivo en tierra; almenos cuando uno es novato.

Sin embargo no es obligatorio que el pH sea siempre exactamente el mismo. Es más las fases de crecimiento y floración necesitan diferentes niveles de pH.

La explicación es tan simple como que en la etapa de crecimiento hay que fomentar (dentro de unos límites) la absorción de nitrógeno, y en la de floración los elementos clave son el fósforo y potásico.

¿Ves como todo es más sencillo (y lógico) de lo que parece? A continuación desarrollaremos de forma detallada el pH que precisan las plantas de marihuana e función de del tipo de cultivo y la etapa en la que se encuentren. 

El pH en el Sustrato

Como ya dijimos anteriormente no solo es necesario que el pH del agua de riego sea apropiado, también tiene que ser el de la totalidad del sustrato. Cuando riegas las plantas el agua va atravesando el sustrato y disolviendo las sales minerales que encuentra a su paso.

La incorporación de esas sales, junto con el pH del sustrato (en sus diferentes capas) hacen variar el del agua. De poco sirve que el pH del agua de riego sea óptimo si después el del sustrato (o una parte de él) es muy alto o bajo.

Lo más recomendable es que el pH del sustrato esté entre 6 y 7. Más concretamente lo óptimo sería entre 6.0 - 6.5 durante la etapa de crecimiento y 6.5 – 7.0 en la floración.

En cualquier caso, aún siendo el pH un actor de gran importancia no hace falta que te rompas la cabeza, con que esté entre 6 y 7 es suficiente. ¿Cómo puedo medir el pH del sustrato?

Para averiguar el pH de la tierra hay dos opciones. Por un lado puedes utilizar un medidor de pH “específico” para suelo (en seco), o bien utilizar un pH-metro normal y corriente.

No veo lógico (ni rentable) el tener comprar dos medidores de pH; pudiendo hacerlo sólo con uno. Con lo cual simplemente tienes que disolver el sustrato en agua destilada.

Te recomiendo que lo lo hagas en una proporción de 2 partes de agua por cada una de agua. Desecha los posibles mazacotes de turba (o lo que sea) y agita la mezcla durante un par de minutos.

A continuación (sin perder tiempo) mide el pH de la solución. No hace falta que te gastes un dineral en comprar un sustrato específico con un pH neutro.

Simplemente asegurate de que la mezcla que utilizas como sustrato sea homogénea. La importancia del pH del sustrato es tanto o mayor que la del agua de riego.

Sustrato

De todos modos lo más normal es que las características de la tierra hagan que el el pH se mantenga equilibrado y estable. Esto se denomina “efecto tampón”, y contribuye a que las raíces de las plantas estén protegidas en relación a la fluctuación del pH.

El pH en el Agua de Riego

El pH en el agua con el que riegas los cultivos de marihuana (en tierra) es mejor que se mantenga entre 5.5 y 7.5; después profundizaremos de forma pormenorizada en el pH durante las etapas de crecimiento y la de floración.

Dependiendo de donde te encuentres el agua será más ácida o alcalina. En una ciudad el agua del grifo puede tener un pH aceptable y en otra no.

Lo mismo ocurre con el agua de pozo, río y manatial. El agua para riego con un mejor pH es el de lluvia; siempre y cuando no vivas en una zona con polución.

Regadera

Si utilizas abonos minerales disueltos en el agua te recomiendo que estés atento al impacto que producen en el pH. De la misma manera al disolver fertilizantes orgánicos como el purín de ortigas o el té plátano en el agua también has de estar atento a los posibles cambios del pH.

Cada vez más gente apuesta por la fertilización foliar, y aquí también es muy importante controlar el nivel pH.  Para que las plantas absorban los nutrientes por las hojas el pH del agua tiene que estar entre 7.0 y 7.5

Con este nivel de pH tanto el nitrógeno como el fósforo y el potásio son asimilados correctamente por vía foliar. Algo que no ocurriría con otro pH; volviéndose inútil la fertilización foliar.

El pH en la Etapa de Crecimiento

El pH durante la etapa de crecimiento ha de estar comprendido entre 5.8 y 6.2 Con este nivel queremos potencial la solubilidad y absorción del nitrógeno.

Marihuana en crecimiento

Este pH contribuye a que las plantas de marihuana absorvan con rapidez los nutrientes que hay en el sustrato y los asimilen. Además de impulsar la absorción y solubilidad del nitrógeno, al mismo tiempo reducir un poco (temporalmente) la ingesta de fósforo y potasio.

La idea es que la planta se centre en crecer; ya tendrá tiempo para florecer. Tú simplemente das a las planta un empujoncito.

El pH en la Etapa de Floración

La etapa de floración comienza en el momento en el que el fotoperiodo se igual en 12/12 (12 horas de oscuridad y 12 horas de luz). En esos precisos días el pH más aconsejable es de 6.3

Marihuana en floracion

Posteriormente la idea es potenciar la absorción de fósforo y potasio empleando el pH. Mi consejo es que lo sitúes en un rango 6.6 – 6.9 y un poco más alto cuando la fase de floración va tocando a su fin.

De esa forma te garantizas que los cogollos van a engordar a base de bien. El aroma y sabor de los cogollos también se verán beneficiados por estos niveles de pH.

Si en la etapa de crecimiento la idea era potenciar en exclusiva la absorción de nitrógeno, ahora ya en floración tampoco hay que descuidar la ingesta de nitrógeno por parte de las plantas. Aunque el cannabis se centre en el fósforo y potásio, no tiene que descuidar el nitrógeno.

Lo último que queremos es ver que los cultivos de marihuana amarillean. Si se produce una carencia de nitrógeno tendrás que corregirla.

Cómo Bajar el pH de Forma Casera

En el caso de que el agua con el que riegas sea demasiado alto (y no tengas otra alternativa) has de saber que puedes bajar el pH de forma casera. No hace falta comprar ningún producto químico.

La mayoría de cultivadores expertos de marihuana suelen bajar el pH del agua utilizando ácidos. Si, has leído bien, ácidos.

Bajar 3

Pero tranquilo que no se trata de ácido sulfúrico o ácido clorhídrico. Puedes bajar el pH de forma casera utilizando ácido cítrico (zumo de limón) o ácido acético (vinagre).

Como puedes ver son dos sustancias comunes y baratas. Añadiendo unas gotas al agua lograrás bajar el pH.

Eso si, haz con mucho cuidado y sin pasarte. Una excesiva acidez del agua puede acabar con la vida de las bacterias que hay en el sustrato.

Estos microorganismo son esenciales para la buena salud de las plantas, así que  si tienes que subir el pH de forma casera has de ser precavido. Si me aceptas un consejo, los mejor es añadir 2 o 3 gotas en un litro de agua y medir el pH, de esa forma te harás una idea de las gotas que hacen falta. 

Cómo Subir el pH de Forma Casera

Cuando el pH del agua es demasiado alto se dice que es ácido. Si (por ejemplo) está por encima de 5.5, tendrás que subirlo.

En esta ocasión también es posible subir el pH de forma casera. El bicarbonato sódico (NaHCO3) hace subir el pH a toda máquina.

Subir

Prueba a añadir 0,5 gr de bicarbonato sódico en 1 litro de agua y después mide el pH. Personalmente no me he visto en la necesidad de hacerlo en ninguna ocasión; el agua de mi pozo tiene un pH óptimo.

Sin embargo el bicarbonato sódico (como su propio nombre indica) contiene sodio, y no conviene abusar de él. El bicarbonato potásico (KHCO3) es mucho mejor.

Es muy posible que te suene a chino, pero puedes encontrarlo facilmente en farmacias. En esta ocasión la dosis a utilizar ambién es de 0,5 gramos por litro y seguidamente verificar la subida del pH.

Aunque la haya dejado para el final, la dolomita (CaMg(CO3)2) es la mejor alternativa para subir el pH. Se trata de una roca que se comercializa en forma de arena y es muy utilizada.

La dolomita se vende en sacos (25 kg por 7€) como arena para gatos y también para subir el pH de terrenos muy ácidos. 0,5 gramos de dolomita por cada litro de agua son una buena forma de empezar.

¿Qué Medidor de pH Elegir?

Si quieres medir el pH de una forma efectiva, precisa y rápida tienes que tienes que disponer de un pH-metro digital. Elegir un modelo concreto (entre los tantos que hay en el mercado) es realmente complicado, por ello en Arcuma hemos seleccionado 3 medidores.

Estos tres modelos se encuentran en un abanico de precios que los hacen accesibles para todo el mundo. Una vez más, vuelvo a insistir en que no es cuestión de gastar más o menos dinero, sino saberlo gastar.

Empezamos con el más barato (27€) de los tres pH-metros. Se trata del medidor de pH premium de Super Grower.

Medidor de pH Premium de Super Grower

Tienen un rango de pH que va desde 0.0 a 14.0 y cuenta con compensación automática de temperatura. Se calibra manualmente y posee una exactitud de ±o,1 pH.

El siguiente en la lista es el  medidor de pH digital HANNA Basic HI 98107. Por el módico precio de 48€ dispondrás de un aparato de gran calidad y 2 puntos de calibración.

Medidor de pH digital HANNA Basic HI 98107

Con una precisión de ±o,1 pH y también cuenta con medición y compensación automática de temperatura. Además de los cultivos de marihuana, igualmente puedes utilizarlo en el acuario, piscina o laboratorio.

Nuestra última recomendación es el medidor de pH Bluelab PEN. Se trata de un pH-metro profesional portátil que viene a costar poco más de 100€.

Medidor de pH Bluelab PEN

Este medidor es totalmente estanco y muy fiable. Otra característica a destacar es un recordatorio de calibración; te avisa cuando tienes que volver  a calibrar el medidor.

El pH en los Cultivos Hidropónicos

El pH en los cultivos hidropónicos es incluso de más importancia que en los cultivos de cannabis en tierra. Tienes que tener el pH muy controlado porque sino puedes cargarte las plantas.

Hidroponico

Cada vez que abones las plantas es aconsejable medir el pH. En la etapa de crecimiento en pH tiene que estar entre 5.5 (para esquejes y plantas pequeñas) y 5.8

Posteriormente cuando el fotoperiodo sea 12/12 se puede subir el pH hasta 5.9 Una vez que los cultivos de marihuana estén ya al 100% inmersos en la etapa de floración, el rango de pH que las garantizará una mejor nutrición es el que va de 6.0 a 6.2

Como puedes ver los cultivos hidropónicos son muy exigentes con respecto al pH. Los últimos días de la fase de floración puedes aumentar el pH hasta 6.3 o 6.4

Para medir correctamente le nivel de pH es necesario que el pH-metro esté calibrado en todo momento. De igual manera debes de tener en cuenta la temperatura.

Tanto el calor como el frío afectan al nivel pH, a más temperatura baja el pH y con el frío sube. Ya ves que caprichoso es el pH.

El pH en los Cultivos Aeropónicos

Los sistemas aeropónicos son tan rígidos con respecto al pH como en los hidropónicos.  Al contrario de lo que pudieras pensar, la oxigenación del agua no varía sustancialmente el pH.

Aeroponico

Si te decides a emprender la aventura de cultivar cannabis de forma aeropónica puedes tomar como referencia los niveles de pH utilizados en hidroponía. De tal forma que en la etapa de crecimiento el pH ha de estar entre 5.5 y 5.8

Puedes subir a 5.9 coincidiendo con el fotoperiodo 12/12, para después aumentar hasta 6.0 – 6.2 en floración. Los últimos días de floración han de rematarse con un pH entre 6.3 y 6.4

Independientemente de si cultivas en tierra, hidroppnía o aeroponía, espero qe te hayan sido útiles los datos y consejos contenidos en este artículo. Si tienes alguna duda, puedes plantearlas en el apartado de opiniones que encontrarás más abajo.


Opiniones


Notificarme de nuevos comentarios.
Cancelar
juanito17
juanito17 - hace 1 mes

Muy bien explicado todo bastante completo buen trabajo .

 Responder
Dejar opinion

Notificarme de nuevos comentarios.
Cancelar
x

Suscribete al boletin semanal.

Recibe los nuevos articulos en tu correo.