Cómo Hacer Bizcocho de Marihuana

Cannabisguru Recetas cannabicas 27 Mar 2018 4 Comentarios 7 min
5 (1 votos)
Aprende cómo hacer bizcocho de marihuana y sorprende a tus amigos. Sólo tienes que seguir los pasos que recoge esta receta; es muy fácil.

Partiendo de unos componentes básicos y con un poco de tú tiempo, lograrás un dulce con mucha chispa. Acuérdate que el ingrediente estrella es la mantequilla de marihuana, y sin ella no hay nada que hacer. 

Puede que no tengas ni idea de cocina, pero te garantizo que cuando veas salir el bizcocho del horno te sentirás muy satisfecho. Vamos allá; manos a la masa.

Ingredientes



* 330 gr de azucar blanco.
* 330 gr de harina de trigo / harina de maiz para los celíacos. 
* 330 gr de mantequilla de marihuana.
* 5 huevos.
* levadura (Royal).
* 1 limón.
* pizca de sal.


            

Utensilios Necesarios



* batidor de varillas / tenedor.
* bol grande.
* bol pequeño.
* espátula de repostería.
* tamiz / colador.
* rallador.
* cuchara sopera.
* horno.
* molde para horno.
* plato.
* papel de cocina.

Elaboración del Bizcocho de Marihuana



Como verás los ingredientes son muy comunes y poco costosos; tampoco necesitas un horno de grandes prestaciones. En tiempo necesario para la elaboración es mínimo, con lo cual no te quedan excusas para no hacer el bizcocho de marihuana.

Antes de empezar te diré (por si no lo sabías) que la repostería es una ciencia exacta, así que respeta escrupolosamente la proporciones. De no hacerlo, el resultado puede ser desastroso.


 
En cualquier caso siempre se puede adaptar la receta para que el bizcocho de marihuana sea apto para celíacos y personas con necesidades especiales. Todo el mundo tiene derecho a disfrutar de la vida.  

Esta forma de hacer bizcocho de marihuana esta basada en una antiquísima receta de mi bisabula materna. Lo único que diferencia a este bizcocho del original es que contiene mantequilla cannábica. 

Por lo demás nada cambia, con lo cual (si sigues las indicaciones) tiene que salirte un bizcocho para chuparse los dedos. Veamos cómo hacer bizcocho de marihuana.

1º- Para empezar lo que tienes que hacer es sacar la mantequilla cannábica del frigorífico y dejar que se ponga a temperatura ambiente. Si la sacas con una hora de antelación mucho mejor.

Transcurrido el tiempo necesario, y en función de la temperatura ambiente y de la viscosidad de la mantequilla, puede ser necesario calentarla al baño maría. En ese caso con 2-3 minutos al baño maría es suficiente.

Esta receta de bizcocho de marihauna permite el sustituir la mantequilla por leche. Así que (si quieres)  puedes sustituir los 330 gr de mantequilla de marihuana por 330 ml de leche de cannabis.

2º- Ahora que la mantequilla esta templada la vuelcas en el bol grande y añades el azúcar. Por medio del batidor de varillas mezclas con energía el conjunto.

Al principio te costará bastante, pero poco a poco verás como la masa se vuelve más dúctil. Si tienes un batidor de varillas eléctrico todo será más cómodo y rápido. 

La masa a de quedar esponjosa y blancuzca. Tan importante es lo primero como lo segundo.

3º- Una vez que el azúcar y la mantequilla se han fusionado, tienes que agregar los huevos uno a uno. Quiero decir que cascas un huevo y nuevamente vuelves a remover la masa con el batidor de varillas.

Hasta que no se haya mezclado el primer huevo, no puedes cascar el siguiente. Así hasta el final. 

4º- Llegó el momento de añadir la ralladura de limón. Procura que limón sea lo más fresco posible.

Es aconsejable pasar el limón por el grifo, y que las ralladuras sean lo más pequeñas posibles. Si mantienes el limón en el frigorífico, será más fácil rallarlo.

5º- En el bol pequeño mezclas la harina con el "medio" sobre de levadura. Con una cuchara sopera cualquiera puede hacerlo.

6º- Por medio de un tamíz o colador vas espolvoreando y añadiendo la harina sobre la mezcla de azúcar, mantequilla y huevos. Los grumos no son bienvenidos.



Al mismo tiempo que añades la harina es necesario batir la masa, siempre con un movimiento suave y ascendente. Cuando hayas acabado la masa tiene que ser ligera y esponjosa.

7º- Precalienta el horno a unos 160º. No te saltes este paso, es vital.

8º- Engrasa el molde con un poco de mantequilla caliente. Si no lo haces, el bizcocho de marihuana se pegará.

Con respecto al molde, lo mejor es que sea de acero inoxidable; ancho y plano. Cuanta más superficie tenga, mejor.

9º- Vierte la masa del bizcocho en el molde y arrebaña el resto con la espátula de repostería. Puede que te suene a chino, pero no es más que una espátula con la pala de goma.

Cuando hayas acabado es preciso limpiar las paredes interiores del molde con un papel de cocina. Esto se hace para que al aumentar de volumen durante el horneado, el bizcocho de marihuana no se pegue a las paredes.

10º- Programa el horno a 170º y mete el molde en el horno. Tendrás que mantenerlo allí entre 25 y 30 minutos. 

Sí, ya se que esos 170º son demasiados para el THC, y van justitos para no evaporar el CBD, pero no queda más remedio. Si quieres hacer un bizcocho (de marihuuna), has de hornearlo a (como mínimo) 170º.

11º- Una vez transcurrido el horneado, sacas el molde y esperas a que se enfríe. Después de que se enfríe has de desmoldar el bizcocho.



Colocas el bizcocho en un plato y listo. Ves como no ha sido tal difícil hacer el bizcocho de marihuana.

Efectos que Produce el Bizcocho de Marihuana al Consumirlo



Es muy probable que hayas oído decir que cuando consumes la marihuana de forma oral (como comida) los efectos que produce son diferentes. La razón es porque al ingerirla sus componentes son asimilados por el organismo de otra manera que cuando se fuma.

Los canabinoides, terpenos y flavonoides interactúan químicamente de otra manera. Para empezar los efectos serán más retardados, y además muy intensos. 

En cuaquier caso tienes que saber que consumir la marihuana formando parte de un bizcocho u otro plato es una de las formas más saludables de hacerlo. De la misma manera que cuando se vaporiza, no hay combustión.

Al no haber combustión los pulmones no sufren, ni se ingiere el dañino CO2. Pero claro, tiene que gustarte.

La gran diferencia que hay entre consumir cannabis de una y otra manera está en los efectos que te produce. Al fumar un porro bastarán a lo sumo entre 5 y 10 minutos para experimentar el subidón.

Esa sensación dura aproximadamente 1 hora; claro está que dependiendo de la cantidad consumida. En cambio al ingerir la marihuana mediante un bizcocho los efectos tardarán entre 30 minutos y una hora en presentarse; durando de 4 y 5 horas.



La explicación se encuentra en que los cannabinoides tardan un poco más para llegar al cerebro. Al fumar se evaporiza la marihuana y los cannabinoides viajan directamente a los pulmones, y allí al torrente sanguíneo.

Al ingerir la marihuana los cannabinoides viajan por todo el aparato digestivo hasta el intestino delgado. Allí son absorvidos y enviados al hígado. Este vuelca los compuestos al torrente sanguíneo.

Con respecto a la intensidad, la razón por la cual los efectos son muy superiores es debido a que cuando fumas marihuana parte del humo se pierde y desperdicia. Al ingerir el cannabis el 100% de los compuestos activos son ingeridos y asimilados.
 
Recuerda que trás ingerir una porción de bizcocho los efectos tardan en aparecer, así que no comas demasiado bizcocho. Poco a poco y más si eres novato

Esta forma de consumir la marihuana es la preferida por algunos enfermos de cáncer. Les permite relajarse y combatir los dolores sin la necesidad de porros y vaporizadores. 

Aprende más sobre la Cocina Cannábica



Ahora que ya sabes cómo hacer un bizcocho de marihuana puede que te pique el gusanillo que todos llevamos dentro y te vuelvas un "cocinillas cannábico". Combinar el cannabis con platos de cocina está al alcance de todo el mundo, y para nada es complicado.

Simplemente hay que encontrar la mejor forma de integrar la marihuana en las recetas y ponerlo en práctica. De esta manera a la vez que disfrutas del placer de la comida, también lo haces de la marihuana.



Comer es uno de los mayores placeres que existen y si a eso le sumamos la relajacion o el colocón; mucho mejor. Con un poco de ingenio es posible combinar el cannabis en muchas recetas.

Los más conocidos son los dulces y postres. Como por ejemplo las galletas de marihuana y chocolate, así como la mermelada cannábica de manzana.

Pero la cocina cannábica no se centra excusivamente en los postres y dulces. El arroz cannábico y la pizza son otros ejemplos de como cocinar con marihuana.

¿Y qué me dices del pesto con marihuana? Al añadir maría a esta salsa italiana, el resultado es espectacular. 

Como puedes ver la cocina cannábica es muy variada, y más que lo será en un futuro. Te reto a que adaptes alguna receta típica de tu zona.

Tengo un conocido que está empeñado en incluir el aceite de cannabis en su receta de salmorejo. Tiene narices lo que idean los andaluces.



Opiniones


Notificarme de nuevos comentarios.
Cancelar
enrique_almeria
enrique_almeria - hace 6 meses

hara un tiempo hice una tarta de oreo con maria jajajaj,la verdad que salio muy bien pero me vi VERDE para hacerla por que iba un poquito fumado,la verdad que la reposteria que se le incluya maria esta muy bien para lo que no le gusten fumar y quiera pillar un buen mareito solo basta con un trozito de bizcocho,uno o dos jejejje

 Responder
josiecorteis
josiecorteis - hace 6 meses

Hay que tener cuidado con las dosis, no pasarse porque cuando se consume el thc en forma de alimento es mucho más potente. Además me gustaría agregar que es posible hacer unos ricos queques veganos de marihuana, así volarnos sin afectar a nadie directamente jiji, saludos :D

 Responder
horacio2020
horacio2020 - hace 6 meses

que buena receta la voy a hacer para probar consumir cannabis de esta forma si humo

 Responder
Ruben
Ruben - hace 3 meses

Lastima que no tengamos horno en casa.

 Responder
Dejar opinion

Notificarme de nuevos comentarios.
Cancelar
x

Suscribete al boletin semanal.

Recibe los nuevos articulos en tu correo.