Leche de marihuana o cannabis, Receta y Efectos

Cannabisguru Recetas cannabicas 04 Jan 2017 0 Comentarios
5/5 (1 votos)
Vamos a enseñarte a preparar leche de cannabis, una de las recetas mas deliciosas que puedes hacer. Ademas, tambien te explicaremos como tomar la leche y los efectos que puede producir.

Cuando cosechamos las plantas, lo normal es secar los cogollos y luego fumarlos ya sea solos o mezclados con tabaco. Si no te gusta fumar, una de las mejores formas de disfrutar de tus cogollos es la cocina y para ello te enseñaremos como preparar leche de cannabis. Del mismo modo, es una excelente forma de consumo como marihuana medicinal.

jarra con leche de cannabis

Es importante, que cuando prepares la leche de cannabis utilices leche entera. Los principios activos del cannabis se extraen con la grasa y por lo tanto, es necesario que la cantidad de grasa en la leche sea lo mas alta posible. Como la leche entera es la que mas grasa contiene, es el tipo de leche que nos interesa para esta receta.

Ingredientes para la leche de cannabis



Para realizar la leche de cannabis casera no necesitamos una gran cantidad de ingredientes. De hecho solo con tres ingredientes ya podremos preparar esta receta. Los tres ingredientes necesarios, son los siguientes:

- 3-6 gramos de cogollos de marihuana
- 1 litro de leche entera
- Agua

Como preparar leche de cannabis



Lo primero que debes hacer antes de empezar a cocinar es trocear la marihuana en trozos pequeños. No hace falta que la tritures en trozos diminutos pero si dividirla en trozos mas pequeños. Una vez hecho, déjalos listos para añadirlos luego en la mezcla.

Si es tu primera vez cocinando con marihuana, también puedes echar a nuestro articulo sobre Como cocinar con marihuana donde explicamos algunos trucos útiles a tener en cuenta.

Una vez tenemos la marihuana lista, vamos a quitar la clorofila y que la leche de cannabis no sepa a hierba y no quede verde. Para esto, calienta un poco de agua en una cazuela, echa los cogollos o las hojas de modo que queden cubiertos y déjalo en el fuego durante unos 10 minutos. Luego cola la marihuana que ya habrá perdido la clorofila y tira el agua donde estara la clorofila.

Jarra y baso de leche

A continuación debes coger la cazuela y ponerla en el fuego con la leche entera. Debes calentar la leche un poco pero sin dejar que llegue a hervir. Cuando veas que esta caliente, en un par de minutos, ya puedes echar los cogollos dentro.

Es muy importante, que durante la cocción, la leche nunca llegue a hervir. Los principios de la marihuana (thc, cbd...) se pueden evaporar a temperaturas altas y no queremos que eso ocurra. Nos interesa que todos y cada uno de los principios activos se quede en la leche por lo que debemos estar atentos para que la leche nunca llegue a hervir.

Una opción que podemos usar para asegurarnos que la leche no llegue a hervir es calentarla al baño maria. Esto lo dejamos a tu eleccion, pero es recomendable hacerlo asi por que no te tienes que preocupar de vigilar el agua ya que con este modo de coccion nunca hervira. Simplemente asegurate de no quedarte sin agua en el cazo de abajo.

Una vez tengamos la mezcla lista en el fuego, debemos dejar que se caliente durante una hora. Puede parecer mucho, pero la marihuana necesita tiempo para liberar los principios activos y que estos que pasen a la grasa.

Hay recetas que incluso recomiendan varias horas de cocción pero por nuestra experiencia, consideramos que una hora ya es tiempo suficiente para obtener un buen resultado. Lo que no recomendamos es tenerlo durante menos tiempo de una hora. Se un poco paciente y veras como el tiempo habrá merecido la pena.

Una vez transcurrido el tiempo de cocción, ya tendremos una leche cannabica con todos los principios activos de la marihuana, el thc, el cbd y todos lo demás cannabinoides.

Ahora, debemos coger otro recipiente y un colador metálico con agujeros bien pequeños para colar la mezcla y separar todos los restos de marihuana de la leche. De este modo obtendremos una leche limpia de hojas o pistilos que podremos tomar sin toparnos con tropezones.

cafe con leche

Veras que el resultado no es una leche verde. Esto es normal. Lo que haría que fuese verde es la clorofila, pero esto es algo que no le da buen sabor. Es por eso que la clorofila la hemos quitado al principio calentando la mezcla en agua. Asi que si algún amigo te dice que si no es verde es menos potente, explícale que lo verde es solo la clorofila y que los cannabinoides están en la grasa.

Por ultimo, solo nos queda dejar enfriar la mezcla. Para esto, puedes cubrir la mezcla y dejarla fuera de la nevera para que se valla enfriando. Una vez fría, puedes meterla en la nevera y estará lista para poder tomarla cuando gustes. Ten en cuenta de que esta leche tiene marihuana y debes tener presente las dosis que tomas.

Los efectos de la leche de cannabis



La leche de cannabis, una vez preparada la puedes tomar caliente sola o con galletas o la puedes utilizar también para preparar otros platos o postres.

Si la utilizas para preparar otros platos, es muy similar a la mantequilla de marihuana. Una vez tienes la leche cannabica lista, puedes buscar cualquier receta o postre que lleve leche y sustituir de la receta la leche normal por leche cannabica.

A la hora de consumirla, piensa que cuando comes marihuana, los efectos pueden tardar entre 30 minutos y 2 horas en notarse, por lo que debes ser paciente y esperar, si ves que tardas un poco en notar los efectos, se paciente y espera. Es importante no tomar mas leche por que eso podría causar que al cabo de un tiempo el subidon sea mucho mas grande y no lo disfrutes igual.

Otras recetas que te pueden interesar:
Galletas de marihuana y chocolate
Pastel de marihuana

Opiniones


Notificarme de nuevos comentarios.
Cancelar
Dejar opinion

Notificarme de nuevos comentarios.
Cancelar
x

Suscribete al boletin semanal.

Recibe los nuevos articulos en tu correo.