Como Cultivar Setas Alucinogenas en 10 Pasos

Bartolo Otras Drogas 17 Oct 2018 1 Comentarios 9 min
5 (1 votos)
La reproducción y el cultivo de setas partiendo de un sello de esporas (también conocido como print) es una apasionante forma de aprender de forma fácil y práctica muchos de los secretos que esconde el mundo de las setas. Hay atajos y formas más sencillas para conseguir cultivar setas, pero de esa manera no aprenderemos todo lo necesario para convertirnos en auténticos expertos en la materia.

Hoy por hoy es perfectamente factible cultivar setas de esta forma en nuestra casa de una de un modo muy económico. Reciclando algunos materiales y con un poco de ingenio podemos hacer realidad una empresa fascinante, al tiempo que nos adentramos en el maravillosos universo de los hongos.

Sustancias  y Elementos Necesarios



* Sello de esporas.
* Lejía.
* Alcohol.
* Suero.
* Arroz.
* Vermiculita Esterilizada.


Material a Utilizar



* Tarros de cristal.
* Vasos de cristal de 250 ml.
* Papel de aluminio.
* Jeringuilla.
* Pulverizador de mano.
* Guantes de látex.
* Bote de análisis de orina.
* Vaso de cristal de 250 ml.
* Cazuela / Holla con tapadera.
* Cuchara.
* 2 Taper (normales).
* Plato de cristal o cerámica.
* Microondas.
* Butano / Bitrocerámica.
* Gomas resistentes al calor.
* Termómetro.
* Holla a presión
* Taper gigante
* Estufa eléctrica / Calentador de peceras


Cultivar Setas



1º- Adquirir las Esporas

Comenzaremos eligiendo el sello de esporas que vallamos a utilizar para realizar el cultivo. Ya sea un sello de factura propia, de algún conocido, u obtenido en un banco de esporas.

Free Spore Ring Earth (FSRE) es el banco de esporas más importante de Europa. Por el módico precio de 2€ más el coste del envío conseguiremos un espléndido sello de esporas a elegir en su amplio catálogo.

A nivel español Free Spore España (FSE) es el banco esporas de referencia. Ambas organizaciones estás administradas por aficionados a la micología, y son sin ánimo de lucro.

2º- Pasar de Sello a Jeringuilla

Limpiamos a conciencia la zona elegida para trabajar. Una zona que deberá estar resguardada de corrientes de aire. 


          


No ponemos los guantes de latex y desinfectamos pulverizando una solución de agua y lejía al 50%. Por último esterilizamos los guantes con alcohol puro; dejándo después que se evapore.

Extraemos el suero con la jeringuilla para seguidamente y sin perder tiempo abrir el sello de esporas. Una vez abierto el sello raspamos con la punta de la jeringuilla y sumo cuidado la superficie del print. 


        


        


Habiendo colocado previamente debajo el bote de análisis de orina (nuevo o esterilizado). Hay que asegurarse de que todas las esporas caigan dentro del bote.


        


        
 

Ahora vaciamos el suero contenido en la jeringuilla en el bote en el que pusimos las esporas. Para a continuación y sin pérdida de tiempo succionar el conjunto con la jeringuilla, y después colocar el correspondiente tapón en la aguja (puesta en la jeringuilla).


        


Preparar el Grano



La preparación del grano es uno de los pasos fundamentales de todo el proceso. Un sustrato demasiado húmedo dará lugar a un caldo de bacterias en el fondo del tarro.

Este es el error más habitual entre los cultivadores novatos; procura evitarlo. Podemos utilizar cualquier clase de grano, siempre que sea integral y tenga un alto contenido calórico.

Normalmente se suele optar entre trigo, arroz, centeno o maíz. En nuestro ejemplo utilizaremos un arroz sin pesticidas.

Para preparar el contenido de 4 tarros, lo haremos de la siguiente forma. Ponemos a hervir en una cazuela con el fuego al máximo 3,5 vasos de agua y 1,5 vasos de arroz.

Dejamos que comience a hervir, y llegado a ese punto bajamos la intensidad de fuego al 70%. Ahora han de transcurrir 25 minutos más en los que taparemos la cazuela dejando un poco de respiración para que se evapore algo de agua.

Pasados los perceptivos 25 minutos repartimos el arroz en un plato grande, y metemos el plato en el microondas durante 3 minutos. Después meneamos bien el arroz para que pierda el mayor vapor posible y metemos el plato nuevamente otros 3 minutos en el microondas. 

El arroz se ve seco y con poca humedad; lo introducimos en los tarros sin apretarlo y procurando que quede aire para que el micelio pueda respirardurante. Si se aprecia líquido en el fondo hay que extraerlo y meter de nuevo el tarro en el microondas 10 minutos hasta que no quede ni una gota.

Tapamos el vaso con dos capas de papel de aluminio y lo precintamos con una goma. El grano ya está listo.
  




Esterilizar



La esterilización es el método que empleando calor mata a cualquier microorganiso que pudiera contaminarnos el cultivo. Podemos esterilizar nuestros tarros/vasos de dos formas.

Por un lado es posible hacerlo con una holla a presión en la que durante aproximadamente 60 minutos, y una temperatura de 120º, mantendremos los tarros de arroz en su interior. Otra forma de hacerlo es poner los tarros o vasos durante 2 horas al baño maría en una cazuela normal y corriente.

Habrá que ir reponiendo el agua que se evapore cada cierto tiempo. Este método de esterilización es menos fiable que el que se hace en holla a presión, pero es 100% factible.

Una vez que los tarros estén esterilizados y reposados, no tiene que aparcer ni una gota de líquido en el fondo. De lo contario no hemos secado bien el arroz, y es preferible tirarlo.





Inocular



Con inocular me estoy refiriendo a introducir en el tarro/vaso de arroz esterilizado el suero elaborado con las esporas. La forma más profesional de realizar esta labor es mediante un glovebox.

Un glovebox no es otra cosa que un recipiente estéril y cerrado en el que manipular e inocular los tarros de arroz reduciendo los posibles riesgos de contaminación. Es lo más parecido a una incubadora, y es muy fácil de fabricarnos uno nosotros mismos.


       


       


Habría que desinfectar el glovebox pulverizando con una solución de agua y lejía al 50%, y después inocular el suero en los tarros. En el caso de no contar con un glovebox nos podemos ubicar en una habitación pequeña y libre de corrientes y polvo, como por ejemplo el cuarto de baño.

Pulverizamos la solución de lejía y agua para dejar pasar 10 minutos. Ahora ya podemos inocular las esporas.

Desinfectamos la punta de la aguja de la jeringa que contiene la esporas con alcohol y tras quitar la primera capa de papel de aluminio inoculamos el suero sucesivas veces a 1 o 2 cm de profundidad.

Para finalizar este paso lo último que hay que hacer es colocar una goma esterilizada para sellar el papel de aluminio. Es posible sustituir la goma por un hilo grueso y resistente atado alrededor del tarro.


              


Incubar



Durante de proceso de incubación los hongos colonizan todo el grano. La tempertura ideal oscila entre los 25º y los 28º; siendo un lugar oscuro el preferido.

Hay dos formas fundamentales para incubar: húmedo y seco. Una estufa dentro de un cajón o armario cerrado sería un claro ejemplo de incubadora en seco.





Por otro lado un taper con 3 centímetros de agua y un calentador de pecera nos valdría perfectamente a modo de incubadora húmeda. Ambos tipos de incubadoras son igual de válidos siempre y cuando termómetro en mano, controlemos la temperatura.





Es preciso incubar hasta que los vasos se muestren colonizados al 100%, llegados a ese punto todavía es preciso dejarlos dos días a mayores. Todos los granos han de ser colonizados.


 
Grano colonizado al 100%.


Cubrir



Hemos llegado a la penúltima fase del proceso. Extraemos y trituramos el micelio (grano colonizado) de los vasos con una cuchara, para colocarlo en un pequeño taper.


        


       
      

Los taper han de estar concienzudamente desinfectados. A continuación le ponemos encima una fina capa de vermiculita esterilizada; de ahí lo de cubrir.


       


Colocar el pan sin triturarlo es otra forma de hacerlo. El problema es que de esta forma se secaría demasiado rápido, y la producciónn de setas sería ínfima.





Si tapamos el taper con papel de aluminio hay que hacer unos orificios para que disminuya la humedad. Por otro lado si decidmos utilizar su propia tapadera, hay que descubrirle una vez al día con la misma finalidad.





La vermiculita a ayuda a mantener alto el nivel de humedad. Devolvemos los taper a la incubadora por un periodo de dos días a 27º-28º hasta que una cuarta parte del micelio haya colonizado la cobertura.


       


Fructificar



Estamos llegando al final del proceso; de aquí en adelante todo es mucho más sencillo. Simplemente con mantener los panes a una temperatura y humedad constantes y adecuadas obtendremos nuestras primeras setas.

Lo ideal es colocar los panes en una fructificadora y esperar el feliz desenlace. Una fructificadora no es otra cosa que una especie de incubadora como la que hemos utilizado con anterioridad.

Un taper gigante, o una pecera vieja nos pueden servir. Para empezar limpiaremos las fructificadora con agua y lejía, para después aclarar con agua sóla.


       


Con tres centímetros de agua en la fructificadora y un calentador de pecera programado a 24º (temperatura óptima) sólo hay que aguardar unos días para que surjan los primeros sombreros.


       


En el momento que veamos asomar la cabeza a los primeros individuos será necesario el ventilar el habitaculo en el que se encuntran varias veces al día. Si no renovamos el aire es fácil echar a perder el cultivo.

Adiccionalmente podemos colocar una pequeá lámpara con la que iluminar las setas 12 horas al día. De todos modos con un poco de luz natural indirecta que llegue al pan bastará.





Recolectar y Sellar


 
Si has llegado a este punto tengo que darte la enhorabuena por haber realizado todo el proceso con éxito. La recolección de la cosecha es la perta más gratificante de todo cultivo.

Y lo es más cuando hemos logrado cultivar setas partiendo de un sello de esporas. De pendiendo del uso que quieras dar a las setas, éstas se recolectarán antes o después.


       


Una de las pocibilidades es cortarlas cuando estén lo suficientemente maduras y repletas de esporas. Con ellas podrás realizar nuevos sellos de esporas (print), y de esta forma cerrar el círculo.



Print recien hecho.


Compartir



Llegados a este punto es la hora de compartir los conocimientos con amigos y conocidos. Algo hoy en día muy común de hacer en foros como el nuestro. 

Un buen print es un tesoro. Que mejor forma de hacer gala de tus conocimientos que intercambiarlo o regalarlo.





Créditos

Como Cultivar Setas en 10 Pasos

Idea original: xONOx 
Fotografías: xONOx


Opiniones


Notificarme de nuevos comentarios.
Cancelar
xxxfranxxxesco
xxxfranxxxesco - hace 3 meses

Muchísimas gracias por la info hermano

 Responder
Dejar opinion

Notificarme de nuevos comentarios.
Cancelar
x

Suscribete al boletin semanal.

Recibe los nuevos articulos en tu correo.