Como Corregir Desajustes de Potasio en la Marihuana

Cannabisguru Deficiencias 17 May 2017 0 Comentarios 9 min
4.7 (3 votos)
Llegado el momento siempre es mejor saber correctamente cómo corregir desajustes de potasio en la marihuana. Desde el punto de vista de la nutrición, el potasio no es el único elemento que influye decisivamente en la marihuana.

El potasio repercute directamente en su desarrollo y es uno de los elementos que juega un rol más importante. Analizando la situación de la planta y en función del nivel de potasio, podemos encontrarnos ante dos problemas muy comunes.



Por un lado está el exceso de potasio, y por otro lado la carencia de este elemento en las plantas de marihuana. En este artículo intentaremos instruirte en como detectar tanto la carencia como el exceso; poniendo especial énfasis en solucionar estos incidentes que pudieran afectar a tus plantas de marihuana.

Como ya hemos mencionamos con anterioridad el potasio es uno de los elementos más importantes para el cultivo de la marihuana. Este mineral está presente en la tierra o sustrato que le proporcionemos.

Su presencia siempre es necesaria. Con independencia de los sustratos que usemos, puesto que es muy beneficioso para nuestras plantas.

Siendo vital para la síntesis química que genera el desarrollo estructural de los vegetales. En ocasiones es bueno disponer de un terrero a base de arcilla, ya que son los que tienen más cantidad de potasio; hasta un 3%.

El potasio sirve como agente regenerador y además se puede encontrar en los excrementos de animales. Los excrementos una vez descompuestos se integran en la tierra y de esa forma el mineral puede ser absorbido por las plantas.

Plantas que son ingeridas por los animales; que a su vez sirven de alimento para otros animales. De la misma forma, el agua de escorrentía arrastra parte del potasio que hay presente en la tierra y lo lleva a para al mar.

De la inmensidad de los océanos regresa a la superficie gracias a los peces y las tierras emergidas. Así es el ciclo del potasio.

Si estás en una zona en la que hay muchas precipitaciones, te recomendamos cultivar en interior o como mínimo tener un invernadero. De lo contrario el exceso de lluvia arrastrará parte del potasio que hay en la tierra, de tal forma que las plantas sufrirán una carencia del mismo.

Lo mejor sería tener este mineral en forma de sulfato para que de esta manera le sea más fácil permanecer en el sustrato y ser absorbido. En caso de muchas precipitaciones se prevendría su disolución y arrastre.

El potasio desempeña unas funciones muy importantes dentro del cultivo de la planta de marihuana. Sin embargo no se acumula de forma representativa en los tejidos de la planta, sólo nutre la planta y ayuda en su crecimiento.

Otras de las cualidades de este mineral es la de mejorar la síntesis de los hidratos de carbono durante la fotosíntesis. También promueve la síntesis de las proteínas y aminoácidos, conduciendo al nitrógeno a convertirse en amonio; ambos son sumamente importantes en el ciclo metabólico de la planta de marihuana.

Al mismo tiempo hace que la planta sea más resistente a factores como la sequía y que sus tejidos se mantengan firmes. Promoviendo (junto con el fósforo) el crecimiento de su sistema radicular y haciéndolo más resistente.

Hace que las plantas de marihuana aguanten mejor las bajas temperaturas. Al mismo tiempo aumenta su peso, volumen y densidad; generando flores mucho más grandes y resistentes.

Teniendo en cuenta todo lo anterior podemos decir que el potasio es muy necesario para que la planta de marihuana medre correctamente. Si hay una carencia de potasio la planta podría crecer de forma desproporcionada y enmarañada.

Así que es importante lograr un equilibrio de este mineral. Evitando llegar a una carencia o exceso que repercutirían negativamente en la marihuana.

Si tienes tu propio cultivo sería interesante el instruirte en relación a este tema. Esquivar inconvenientes que son fáciles de prevenir es lo mínimo que podemos hacer. Tanto en la etapa de crecimiento como en la fase de desarrollo un desequilibrio del potasio puede llegar a ser fatal.

Exceso de Potasio, Causas y Detección



Sabremos que hay un exceso de potasio gracias a las partes visibles de nuestra planta. Simplemente hay que estar atentos a como evoluciona.

Para empezar un exceso de potasio repercute primero en la absorción de otros elementos como el calcio, magnesio, hierro y zinc. Al bloquear la asimilación de estos minerales se debería detectar antes esa demasía de potasio.

Verás como tu planta de marihuana se hará notar por mediación de sus hojas. El exceso de potasio produce una quemazón en la punta de las hojas, así como una coloración oscura.



También obstruye el sistema radicular impidiendo la asimilación de otros componentes. O lo que es lo mismo, ocasiona carencias múltiples debido a la sobre-fertilización.

Por esa razón no es aconsejable el proporcionar demasiado potasio a nuestras plantas de marihuana. Es posible revertir (en parte) un exceso de potasio en plantas de marihuana, pero más vale prevenir que curar.

Quizás no siempre se pueda llegar a recuperar la planta hasta el punto hasta el punto inicial, pero siempre hay algo que se pueda hacer. Poco a poco vas a lograr reponer a tu planta, y todo sin afectar la calidad de sus flores. Eso si, la cantidad total de éstas si disminuirá.

Si por ejemplo tenemos una planta que estamos cultivando con un sustrato natural con base de coco y usando una técnica de hidro, puede que sufra una falta de nutrientes a causa de un exceso de potasio. Enseguida notaremos que las puntas de sus hojas están siendo afectadas.

Mostrándose como quemadas, a la vez que su color muda progresivamente. Pronto se convertirán en una sombra de lo que fueron.

Una vez que detectamos estos indicadores sabemos que algo va mal, que está afectando negativamente a nuestro cultivo y directamente en la producción de cogollos. Las flores no crecerán con firmeza y la producción será baja.

El aroma y sabor de los cogollos se verán directamente afectados. Cuando hay un exceso de potasio afecta a la producción de resina.

Por lo cual la calidad de la planta de marihuana no será ni de lejos la esperada. Estos cambios se van notando a medida que pasa el tiempo.

De no actuar de manera contundente, peores serán los resultados. Otro factor a considerar es el tipo y variedad de planta que cultivas.

Las variedades sativas tardan más en florecen y por lo tanto tolerarán una concentración de potasio menor. Pudiendo tardar en consumirlo más o menos semanas, dependiendo de la cepa exacta. 

En el caso de variedades que son más rápidas en su proceso de floración, cambiará el modo y tiempo según sus necesidades. Sin lugar a dudas las índicas serán más rápidas, aunque es más difícil de que suceda algo malo.

Así pues en el caso de tratarse de sativas debes cuidarlas más. Si te decantas por una planta híbrida al 50%, puede ser una ventaja a la hora de evitar excesos o carencias de nutrientes como el potasio.

Cómo Corregir el Exceso de Potasio



Lo primero que haremos después de diagnosticar que nuestra planta de marihuana tiene un exceso de potasio es no perder tiempo y sin dilación realizar un lavado o limpieza profunda de las raíces. De esta manera el potasio será arrastrado por el agua (en abundancia); la planta podrá volver a sus inicios y regenerarse en gran medida.



Pronto volverá a absorber todos los nutrientes y continuará desarrollándose de forma óptima. De esta forma lograrás arreglar el problema sin mucho esfuerzo y además en un tiempo record.

Para lavar tus plantas debes hacerlo con una gran cantidad de agua. Aproximadamente calcula que se recomienda el utilizar el triple del volumen de la maceta.

Definitivamente es una de las mejores opciones para combatir el problema. El agua que uses para limpiar las raíces actuará como una fuerza de choque que evacua el potasio.

Si además después del lavado de raíces añades al sustrato un limpiador de raíces; mucho mejor. A continuación recomendamos garantizar en el sustrato de un equilibrado nivel de nutrientes y minerales.

De la misma manera es crucial mantener el nivel de PH estabilizado. Con tanto ajetreo el sustrato se verá directamente afectado y se lo repercutirá a la planta.

Carencia de Potasio, Causas y Detección



La carencia de potasio en plantas de marihuana es una de las deficiencias más comunes. Así que nada de asustarse; hay que guardar la calma.

Lo realmente importante es detectar la insuficiencia a tiempo. El potasio es uno de los nutrientes más importantes involucrados en el desarrollo de las plantas, y su escasez podría llegar a ser fatal.

Examinando cuidadosamente las hojas de nuestras  plantas de marihuana podemos notar como las más viejas empiezan a volverse de un tono amarillo. Poco a poco y progresivamente ese tono amarillo va avanzando desde los bordes externos hacia el centro de la hoja.


Comienzos de la carencia de potasio.

De la misma manera también se apreciarán otras lesiones en las hojas. Poco a poco la hoja se irá muriendo, y si no tomamos cartas en el asunto las demás hojas correrán la misma suerte.


Fase media de la carencia de potasio.

De no corregir la falta a su debido tiempo también notaremos como los tallos y hojas se muestran faltos de energía. Las puntas de todas y cada una de las hojas se irán secando, y los cogollos quedarán desfallecidos.


Fase avanzada de la carencia de potasio.

Es trascendental detectar a tiempo una carencia de potasio. Si por ejemplo cultivamos plantas de marihuana en varias macetas (con el mismo sustrato y en iguales condiciones), y vemos que las plantas más viejas tienen una deficiencia de potasio, tarde o temprano el resto cojearán de la misma pata.

Así pues hay que estar atentos para que ésto no suceda. Ya sabéis que si dejamos que la carencia se vuelva crónica en el tiempo, la producción de cogollos se verá afectada de forma definitiva.

Un exceso de calcio puede desembocar en una deficiencia de potasio. La exagerada presencia de este mineral puede disminuir la capacidad que tiene la planta de absorber el potasio, con lo cual promueve la falta de éste.



Cómo Corregir la Carencia de Potasio



Si ya te detectaste el problema y no hay duda de que se trata de una falta de potasio, lo primero que debes hacer es añadirle a tu sustrato un fertilizante que sea rico en éste nutriente. De ser posible que el abono sea de procedencia biológica.


Agrobeta potasa 40 eco 1 L.

Si notas la carencia al comienzo del cultivo, debes aumentar de inmediato el abono que le proporcionas a tu planta de cannabis. Como mencionamos anteriormente, el potasio es un elemento sumamente relevante para las plantas.

Las mantiene con gran vigor, ayudando a que sus flores y ramificaciones crezcan de forma saludable y den una excelente producción. Verás como la solución es sencilla.

También puedes añadir más sustrato, y mucho mejor si es rico en potasio. Especialmente recomendadas son los abonos a base de infusiones de melón o plátano; muy muy ricos en este mineral.

Cualquier otro fertilizante que ayude y sea específicamente para promover la floración de la planta servirá. Todos los abonos para floración tienen altos niveles de potasio.


Agrobeta potasa 40 5 L.

Abonos Caseros Ricos en Potasio



Los abonos orgánicos tienden a ser ricos en potasio. Tienen la gran cualidad de que al ser de lenta absorción van suministrando los nutrientes progresivamente, de tal forma que en ningún momento la planta tenga carencias de potasio o de otro mineral.

De tal forma que un abono orgánico es excelente si tenemos el problema y lo queremos resolver garantizándolos unos buenos cogollos. Dentro de lo que son los abonos orgánicos el té de plátano es el número uno en lo que se refiere a aportar potasio, por no decir que podemos elaborarlo fácilmente en nuestro hogar.

Una vez hecho el té, simplemente hay que disolverlo en agua y añadirlo al riego. El potasio junto con otros elementos cumple una importante y necesaria función en el desarrollo de la planta.

Proporcionando un apoyo extra llegada la floración. Si quieres elaborar el té de plátano simplemente hay que hervir unas 5 cáscaras de plátano en un litro de agua; si el plátano está muy maduro, mejor. Recomiendo el añadir las cáscaras de plátano troceadas.



Dejaremos que el agua hierva durante unos 15 minutos. Después se deja enfriar y se retiran las cáscaras.

Este té es ideal para regar tus plantas; sobre todo si están en la fase de floración. Para tener un mejor resultado también puedes combinarlo con guano de murciélago.


También te puede interesar: 

Magnesio: Nutriente fundamental.

Fosforo, carencias y excesos en la Marihuana.

Opiniones


Notificarme de nuevos comentarios.
Cancelar
Dejar opinion

Notificarme de nuevos comentarios.
Cancelar
x

Suscribete al boletin semanal.

Recibe los nuevos articulos en tu correo.