El Sulfato de Cobre como Fungicida

Bartolo Insecticidas 29 Dec 2016 0 Comentarios 3 min
5 (1 votos)
La utilización de sulfato de cobre como fungicida es una excelente opción para el control y la prevención de algunas enfermedades ocasionadas por hongos. Compuesto al que aunque seamos firmes defensores de los fungicidas orgánicos, en ocasiones nos podemos ver forzados a utilizarlo.

Siempre viene bien el conocer las características y aplicaciones de un elemento que en un determinado momento nos pueda auxiliar. El saber no ocupa lugar, y en este caso además puede salvar la vida a nuestras plantas.

¿Qué es el Sulfato de Cobre?



El sulfato de cobre (II) pentahidratado es un compuesto químico derivado del cobre (en reacción con el agua) que se estructura en forma de cristales azules cuya fórmula química es CuSO4 · 5H2O. Antes de ser hidratado también es conocido como calcantita, vitriolo azul, caparrosa azul, vitriolo romano, etc.

Este elemento que forma sales azuladas (más o menos compactas) se emplea como fungicida. Así que ya sabéis que para luchar contra los hongos demás de los fungicidas orgánicos también existen otros de origen mineral o químico.

sulfato de cobre en polvo
Sulfato de Cobre en Polvo.

También se utiliza entre otros casos como alguicida (problema de algas) en piscinas y tanques de agua. Sin lugar a dudas es un compuesto vital a la hora de combatir las molestas y nefastas proliferaciones de hongos.

Propiedades y Características



El sulfato de cobre gracias a su poderosa acción desinfectante previene y sana un determinado tipo de enfermedades de las plantas causadas por microorganismos. Cuando digo microorganismos me refiero a hongos.

Hongos que pueden desde disminuir la cosecha, hasta matar a las plantas. Estos hongos parasitan las plantas y causan un grave daño agrícola.

Como fungicida es capaz de bregar contra Botrytis cinerea (Moho gris), Rhizoctonia spp. (chupadera), mildíu y oídio. Todos estos males afectan con asiduidad al cannabis.

De estos 4 fungis quiero hacer una reseña en relación a La Botrytis cinerea en la marihuana. Recomiendo especialmente utilizar sulfato de cobre para acabar con el Moho Gris.
 
Muchos de vosotros (incluido el que os escribe) seguramente definiréis el cobre como un compuesto tóxico. Y como tal lo mejor sería que se mantuviera alejado de nuestra plantas de marihuana.

Sin embargo lo que desconocemos es que el sulfato de cobre en dosis controladas está autorizado para su utilización en agricultura ecológica. Hasta 6 kilogramos por hectárea y año están autorizados dentro de esa forma de producción agrícola.

Dicho ésto también quiero señalar que el cobre en ningún caso es biodegrable. Además en ecosistemas acuáticos se convierte en un veneno implacable.

Formas de Aplicación



La mejor forma de administrar a nuestras plantas de cannabis un buen tratamiento fungicida con sulfato de cobre es hacerlo mediante pulverización, previa disolución en agua. Así que buscaremos un recipiente donde diluir el compuesto químico.

Vamos a optar por utilizar sulfato de cobre pentahidratado en formato polvo; ya molido. Que no es otra cosa que el resultado de cribar y moler los pedruscos (piedra lipe) que tiende a formar.

piedra lipe
Piedra Lipe.

La medida a utilizar será de 15 a 20 gramos de pentahidratado por cada litro de agua. Removeremos a conciencia el líquido hasta que no quede ni una arena y el tono del agua sea homogéneo.

mezcla de sulfato de cobre

Ahora ya podemos verterlo en un pulverizador. Nos valdrá uno de esos de mano.

Aplicaremos el preparado fungicida sobre toda la planta. Cuidándonos de que el envés de las hojas también reciba su parte correspondiente.

A Tener en Cuenta



* Hay que preparar la cantidad exacta de fungicida a utilizar. Pasadas 24 horas disminuyen significativamente sus cualidades.

* Utiliza gafas y guantes protectores para realizar el tratamiento. Para las personas es tóxico y además puede provocar reacciones adversas en la piel.

* Lava adecuadamente los útiles y ropas implicados en la fumigación. Absolutamente todos.

* Es mejor pulverizar con temperaturas bajas que altas. Así que de ser posible lo haremos en una hora del día en la que las temperaturas no sean las más altas.

* Si la planta de marihuana que va a ser tratada está próxima a la floración, mejor abstenerse de utilizar este fungicida. Lo ideal es respetar un periodo de seguridad de 2 semanas tras cada tratamiento. 


También te puede interesar: Decocción de Cola de Caballo para Prevenir los Hongos.


Opiniones


Notificarme de nuevos comentarios.
Cancelar
Dejar opinion

Notificarme de nuevos comentarios.
Cancelar
x

Suscribete al boletin semanal.

Recibe los nuevos articulos en tu correo.