La iluminación en cultivos indoor de marihuana

Cannabisguru Luz y ventilacion 11 Dec 2018 8 Comentarios 24 min
4.5 (2 votos)

En cultivos de interior, la luz es uno de los factores mas importantes del cultivo. Seguramente ya habrás oído que cuanta mas producción quieras obtener, mas potencia de luz debes utilizar.

Esta afirmación es totalmente cierta, y efectivamente si quieres aumentar tu producción, debes plantearte aumentar la potencia de luz. Esto es sobre todo importante en la fase de floración que es cuando la marihuana engorda los cogollos. En la fase de crecimiento, la potencia no es tan importante.

En este articulo trataremos todos los aspectos sobre la iluminación en cultivos indoor. Desde los lúmenes necesarios en cada fase de crecimiento de la planta, hasta los diferentes tipos de bombillas que puedes utilizar.

Si te queda alguna duda tras leer el articulo, no dudes en escribir un comentario y haremos lo posible por aclarar todas las dudas.

Indice de contenidos

Luz para crecimiento en interior (luz fria)

En la fase de crecimiento debemos utilizar la luz que se llama luz fría. Esta luz por lo general tiene un tono mas blanco al contrario que el tono anaranjado que tienen las bombillas que se utilizan para floración.

Escala de temperatura Kelvin

Para indicar el color (también conocido como temperatura) de una lampara se utilizan los kelvin. Es una medida que va desde los 2000k hasta los 6500k y nos indica si la bombilla emite luz fría o luz cálida. Los valores mas bajos cercanos a los 2000k son luz cálida o naranja y los valores mas altos sobre los 6500k son luz fría o blanca.

Por que usar luz fría para crecimiento

El motivo por que se recomienda usar bombillas diferentes para la fase de crecimiento y floración, es por que cada tipo de luz tiene un efecto diferente sobre las plantas.

Vamos a explicarlo con un sencillo ejemplo.

Si hacemos el crecimiento de la marihuana con bombillas de luz fría, veremos un crecimiento normal de la planta. La planta crecerá y las ramas se desarrollaran de forma optima. La planta podrá crecer a un ritmo normal para la fase en la que se encuentra desarrollando sus hojas y sus ramas, que seras las que luego sustentaran los cogollos y le permitirán desarrollarlos para sacar al máximo partido.

Si por el contrario utilizamos una bombilla de floración (de luz naranja) para la fase de crecimiento, cambiaran los resultados. En este caso, aunque la planta seguirá estando sana, podremos percibir que la planta crece mas compacta. El resultado sera una planta mas pequeña con ramas mas cortas.

Hay algunos cultivadores avanzados que se aprovechan de esta información para cultivar plantas mas compactas durante la fase de crecimiento. Aunque esto es posible, lo recomendable es utilizar la luz blanca en la fase de crecimiento y la naranja en floración.

Bombillas CFL y tubos fluorescentes

En el caso de las bombillas CFL y los tubos fluorescentes, sabemos que una bombilla es de luz fría por que tiene un numero kelvin que puede ir desde 4600k-6500k. Por ejemplo, cuando vas a comprar una bombilla CFL, como no sabes de que color es la luz (si es blanca o naranja), puedes ver si la luz es blanca por que en su caja se indica con el valor que por lo general suele ser 6500k. Ademas, incluso si has tirado la caja, este dato suele venir impreso en cada bombilla.

En las cajas, como se ve a continuación, otro modo de indicarlo, es utilizando "Cool daylight" o "Warm white", aunque si miramos las características técnicas, veremos que aparece también el numero kelvin.

Bombillas de bajo consumo de luz calida y luz fria

Aparte de esto, las bombillas CFL de luz fría y de luz cálida son iguales fisicamente y no hay otra manera de diferenciarlas. Solo por el numero que hemos indicado o encendiéndola para ver si la luz es blanca o naranja.

Las que compramos en las tiendas de iluminación o supermercados suelen tener desde 10W hasta 30W de potencia mas o menos. Estas bombillas no tienen muchos vatios y por lo general cuando se usan, se utilizan varias bombillas a la vez para sacar mejores resultados.

En las tiendas de cultivo especializadas, podemos encontrar bombillas CFL mas potentes que van desde los 100W hasta los 300W de potencia. Esto nos da una potencia media con la que ya podemos sacar buen partido a nuestros cultivos.

Bombillas de Halogenuro metálico

En el caso de las bombillas de alta presión, no es necesario mirar los kelvin para saber cual es para crecimiento y floración. Las bombillas de alta presión para fase de crecimiento son las MH (Metal Halide o Halogenuro Metalico). Este tipo de bombillas no existen con luz cálida y se utilizan unicamente para la fase de crecimiento. Su equivalente en luz naranja serian las bombillas de sodio HPS (high pressure sodium o alta presión de sodio) que comentaremos en la sección de Luz calida para floracion.

Bombilla de sodio y de halogenuro metalico de 250W

Estas bombillas tienen una potencia alta. Las podemos comprar desde los 250W hasta los 1000W.

Otra característica particular de estas bombillas, es que llevan un balastro a parte. Por un lado, tendremos que comprar la bombilla y por otro lado el balastro. De este modo, el balastro ira conectado a la corriente y la bombilla ira conectada al balastro. Esto es debido a que la bombilla no puede coger la corriente directamente del enchufe sino que primero pasa por el balastro, que la convierte y la adapta para cada bombilla en particular. Es por esto que si tenemos una bombilla de 250W necesitaremos un balastro que también sea de 250W.

Podéis leer un poco mas al respecto del balastro y la bombilla en este post: Deben coincidir los vatios del balastro y la bombilla ?

Bombillas LED

Las bombillas LED, cambian totalmente de las dos anteriores. Los colores o temperatura de los LED se miden en manómetros (nm) y los valores van desde los 380nm que seria blanco hasta los 800nm que serian infrarrojos.

Otra diferencia, es que no solo tenemos un color, sino que en los focos LED, tenemos una combinación de colores. Esto es debido a que para construir un foco LED se utilizan muchas diodos LED y cada uno puede tener un color diferente a los demás. Esto es algo que no se puede hacer con las bombillas normales, ya que en ese caso solo existe una bombilla y un color.

Foco led con tabla de temperatura de cada diodo

Por lo tanto, en el caso de los LED de crecimiento, debemos fijarnos que la mayoría de los LED tengan un color bajo sobre los 400nm. Si vemos que el foco se compone principalmente de LEDs que tienen un color alto sobre los 700nm, entonces sera un foco para floración.

Escala de temperatura en nanometros

Si tienes curiosidad, puedes convertir la temperatura de la lampara de kelvin a nanómetros con la siguiente formula: nm = 2,897,768 / K

Luz para floración en interior (luz cálida)

Cuando las plantas están en fase de floración, debemos utilizar luz cálida o naranja. Esta luz es ideal para la fase de floración puesto que reduce el crecimiento de la planta y evita que las ramas se estiren en exceso.

Tal y como hemos comentado en la sección de Por que usar luz fría para crecimiento, la luz blanca provoca que la planta se estire mas y la luz naranja provoca que la planta se desarrolle de forma mas compacta.

En la fase de floración, no nos interesa que la planta crezca ni se estire. Lo que nos interesa es que se centre en engordar los cogollos y que no crezca mucho mas. Es por este motivo, que la luz cálida o naranja es la ideal para esta fase de cultivo de la planta.

Bombillas CFL y tubos fluorescentes

Tal y como hemos indicado en la sección Bombillas CFL y tubos fluorescentes en Crecimiento, la temperatura de estas bombillas se mide en kelvin. Para la fase de floración, necesitaremos bombillas naranjas o cálidas que tienen un numero kelvin sobre los 3000k. En muchos casos este numero sera 2700k.

Merece la pena tener en cuenta que este tipo de bombillas son mas adecuadas para la fase de crecimiento, para germinar y para hacer esquejes. No son muy recomendables para la fase de floración por que tienen poca potencia y dan producciones muy pequeñas.

En concreto, los tubos fluorescentes no se recomiendan en absoluto para la fase de floración. Estos tubos tienen una potencia muy baja y no sirven para floración. Si quieres, puedes probar a usarlos, pero la cosecha que sacaras sera tan insignificante que no te habrá merecido la pena todo el esfuerzo de cultivar las plantas durante meses.

En el caso de las bombillas CFL para floración, también hay que tener cuidado. Tienen algo mas de potencia que los tubos pero tampoco darán cosechas grandes.

Con las CFL tenemos que hacer una diferencia importante entre los CFL de casa y los de cultivo. Si vas a hacer floración con estas bombillas, lo mejor es que te compres un CFL de mas de 100W ya que con menos de esto no te saldrá a cuenta cultivar. Incluso 100W CFL es muy poco para floración, pero si no dispones de recursos, esto es lo mas barato que te recomiendo que vallas.

Bombillas CFL de cultivo de 105W, 150W y 250W

Con bombillas de 125-150W CFL puedes obtener unos 10g o 20g dependiendo de la variedad y de tu experiencia cultivando. Es por eso, que al dar cosechas tan bajas, no suele ser recomendable hacer cultivos de menos de 100W

Bombillas de Sodio

Las bombillas HPS (High pressure sodium o Alta presión de sodio) tienen una gran potencia y son una excelente opción para la fase de floración.

Estas bombillas te dan una potencia de entre 150W y 1000W que es mas que suficiente para cualquier autocultivo.

Estas bombillas, como hemos comentado en la sección de Bombillas de Halogenuro metálico para Crecimiento no tienen diferentes colores. Las bombillas HPS son bombillas para la fase de floración de color cálido. Su equivalente para crecimiento son las bombillas HM de color frío o blanco.

Covertura en metros de bombillas de sodio para cultivos de interior

En general esto se cumple aunque debemos mencionar una excepción. Aunque al principio todas las bombillas de sodio eran para floración, hoy en día existen algunos modelos que tienen un espectro combinado y que sirven tanto para crecimiento como para floración. Hablaremos un poco mas de estos modelos de bombillas de sodio en la sección de Bombillas de sodio para crecimiento y floración

Al igual que las bombillas de HM, las bombillas de sodio requieren de un balastro para funcionar. Esto quiere decir que si compramos una bombilla de sodio, debemos comprar también el balastro correspondiente.

Podeis leer un poco mas al respecto del balastro y la bombilla en este post: Deben coincidir los vatios del balastro y la bombilla ?

Uno de los mayores problemas de estas bombillas es el calor. Las bombillas de sodio emiten mucho calor y esto puede provocar problemas de plagas o problemas por exceso de calor en las plantas.

Para ello, es especialmente importante que si cultivas con bombillas de sodio, tengas un buen sistema ventilación y control de temperatura. Es algo que escapa de la temática de este articulo, pero si te interesa, puedes leer al respecto en nuestro articulo sobre La ventilación en cultivos de interior.

Bombillas LED

Las bombillas led, al igual que las de sodio, son otras bombillas muy validas para la fase de floración. La potencia de estas bombilla es muy diferente entre fabricantes pero va desde los 100W hasta los 1000W.

Ya hemos explicado los colores en la sección Bombillas LED para Crecimiento asi que no nos volveremos a repetir. Simplemente comentar que las bombillas LED mas adecuadas para la fase de floración, son las que tienen mas LED con temperatura sobre los 700nm.

La ventaja de las bombillas LED respecto al sodio, es que emiten muy poco calor. Es por esto que es mas fácil controlar los excesos de temperatura y a veces incluso evitar plagas u otros problemas en las plantas. Por contra, estas bombillas son bastante mas caras que las bombillas de sodio.

Respecto a la producción, los cultivadores mas avanzados en cultivos muy controlados pueden llegar a sacar 1-2g por vatio. Aunque es muy difícil conseguir esos valores en cultivos normales. Lo normal es que puedas conseguir sobre 0.25-0.5g por vatio. Es decir, que por cada 100W de potencia en LED, conseguirás unos 30-50g de cosecha.

Bombillas de sodio para crecimiento y floración

Inicialmente, las bombillas de sodio se utilizaban unicamente para la fase de floración. Esto es debido a que estas bombillas producen luz cálida que es el tipo de luz que se debe usar en la fase de floración.

En ese momento, para la fase de crecimiento se utilizaban las bombillas de halogenuro metálico. Unas bombillas que a diferencia de las de sodio, producen luz blanca que es mas adecuada para la fase de crecimiento.

Hoy en día, estoy seguro que muchos cultivadores ni siquiera conocerán las bombilla de halogenuro metálico. Posiblemente, debido al incremento de uso de las bombillas de sodio, estas se convirtieron en la opción principal de cultivo, dejando a un lado las de halogenuro metálico.

Bombilla de sodio para crecimiento y floracion

En ese momento fue cuando empezaron a ser mas comunes las bombillas de sodio mixtas. Estas bombillas mixtas tienen un rango de color adaptado para crecimiento y floración.

Lo que consiguieron con esto los fabricantes, es que solo comprando una bombilla de sodio, ya podías hacer un cultivo completo sin necesidad de las bombillas de halogenuro.

Hay algunos cultivadores que todavía prefieren hacer uso de las bombillas de halogenuro u otras bombillas de luz blanca para la fase de crecimiento. De hecho, hay quien discute que las mixtas de sodio no son las mejores para esta fase. De todos modos, las bombillas de sodio mixtas son cada vez mas usadas y cada vez se pueden comprar mas bombillas mixtas en los grow shops.

Como conclusión, las bombillas de sodio se pueden utilizar para la fase de crecimiento pero siempre y cuando estemos hablando de bombillas de sodio mixtas. Las bombillas de sodio puras de color naranja es mejor usarlas unicamente para la fase de floración.

Cuantos lumenes necesita una planta

Como sabemos cuanta luz necesitan las plantas ? Para responder a esta pregunta, debemos introducir el concepto de lumenes.

No vamos a entrar en detalles muy técnicos ya que no creo que sea necesario, solo debemos saber que los lumenes miden la intensidad de luz. Sabiendo la intensidad de luz de nuestra bombilla, podemos saber si debemos instalar una bombilla mas potente o si la que tenemos es suficiente.

Para poder medir los lumens de las bombillas existen unos aparatos que se llaman luxometros. Estos aparatos se pueden comprar en los growshops y en otras tiendas especializadas. Hay algunos modelos que son economicos y se pueden comprar por unos 20-30€.

Luxometro digital

Un detalle que se debe tener presente es que no todas las luces se pueden medir igual. Con el luxometro, podemos comparar las bombillas CFL, los tubos fluorescentes y las bombillas de sodio y halogenuro metálico. Si medimos estas bombillas, podemos comparar los valores con unas y otras para saber que combinación nos funciona mejor.

Sin embargo, las bombillas LED funcionan de diferente manera y no se pueden comparar unas con otras. Por lo tanto, en lo que respecta a medir lumens, haremos dos grupos. Un grupo de bombillas LED y COB y otro grupo diferente de CFL, tubos y alta presión (sodio y halogenuro).

Dentro de cada grupo podremos comparar las diferentes bombillas que lo componen pero no podremos comparar las bombillas de un grupo con las de otro.

Es por esto que en este apartado solo hablaremos de bombillas CFL, tubos y alta presion, quedando fuera los focos LED.

Lumenes para germinar y esquejar

La germinacion y los esquejes son dos fases de las plantas de marihuana que requieren pocos lúmenes o intensidad de luz. En esta fase se pueden utilizar bombillas CFL y tubos con buenos resultados debido a que no se requiere gran potencia.

De hecho, si utilizamos bombillas de alta potencia como sodio o halogenuro para esta fase, podríamos tener problemas puesto que las plantas se podrían secar o quemar y morir.

Para esta fase de las plantas necesitaremos unos 5000 lúmenes. Este no es un numero mágico sino una orientación. Con unos 5000 lúmenes las plantas en esta fase se desarrollaran correctamente. Eso no quiere decir que fuera de estos valores vallan a tener problemas, pero si consigues este valor, el cultivo te ira bien.

Para información mas precisa en tu cultivo concreto, puedes calcular los lúmenes según el espacio de cultivo.

Un cultivador con experiencia puede adaptar su cultivo para tener mas lúmenes o menos y aun así conseguir buenos resultados. Así que según vallas adquiriendo mas experiencia podrás ir adaptando tus bombillas y tus lúmenes para mejorar tus cultivos.

Lampara de tubox fluorescentes para cultivos de interior

Es importante medir los lúmenes en diferentes puntos por que es posible que en el punto central tengamos mas lúmenes que en los laterales. En este caso, podemos poner varias bombillas CFL o tubos fluorescentes que abarquen todo el espacio.

Lumenes para crecimiento

La fase de crecimiento es una fase que requiere de mas potencia. Las plantas son mas grandes y deben seguir creciendo por lo que requieren de mas luz para crecer todo lo posible y estar listas para la fase de floración.

En esta fase, se recomiendan unos 25000 lúmenes. Al igual que en la fase de germinación, este valor es un valor orientativo y puede variar un poco entre cultivos sin afectar negativamente a las plantas.

En esta fase, debido a que las plantas son mas grandes, es importante revisar diferentes puntos del cultivo para asegurarnos que haya buena iluminación en todos los rincones. Hay cultivadores que ponen bombillas CFL o tubos en los laterales de los armarios para complementar las bombillas de sodio o halogenuro que están en la parte de arriba.

De este modo, se evita que haya puntos de menos luz en los laterales de las plantas. Esto puede ser mas importante si tenemos unas plantas muy grandes y con muchas hojas que dificulten el paso de la luz hasta todos los extremos del cultivo.

Lumenes para floracion

Esta fase es la que mas potencia requiere y eso se ve también en los lúmenes. Harán falta unos 50000 lúmenes para una fase de floración con buenos resultados. Repetimos que este numero es una aproximación a tener en cuenta. El numero puede variar un poco y obtener buenos resultados. Pero cuanto mas te acerques a el o si lo consigues pasar, mayores cosechas tendrás.

Lúmenes por vatio de diferentes bombillas de cultivo

Así y todo, merece la pena mencionar que no por tener mas lúmenes tendremos mejores resultados. Aunque esto es cierto y obtendremos mayores cosechas con mas intensidad de luz, hay que tener cuidado ya que un exceso de iluminación puede ser contraproducente. Hablamos sobre ello en la sección de este articulo sobre Exceso de luz en cultivos de interior.

Que tipo de lampara utilizar en cultivos indoor

Antiguamente solo existían las bombillas de sodio y las de halogenuro para cultivar. En ese momento, no había mucho donde elegir. Sin embargo, hoy en día existen 5 tecnologías diferentes que podemos considerar a la hora de cultivar.

Mencionar que aunque las bombillas incandescentes todavía son una realidad en nuestros hogares, estas bombillas no se puede utilizar para cultivar.

Vamos a comentar cada una de las tecnologías disponibles y que usos les podemos dar.

Tubo fluorescente

Estos tubos tienen poca potencia de luz pero son muy útiles en algunos cultivos. Dependerá de cada cultivador ver si les puede sacar partido o no.

Estos tubos son realmente útiles cuando se requieren grandes espacios para germinar o esquejar plantas. Si tienes un espacio destinado a germinar o esquejar plantas que sea de 100cm x 40cm o superior, entonces estas lamparas serán perfectas.

Lo bueno que tienen, es que como son muy largos cubren un gran espacio. Ademas son fáciles de conseguir ya que se pueden comprar en cualquier tienda de bricolaje o ferretería y no son caros.

Bombillas CFL

Para hablar de las bombillas CFL debemos diferenciar dos grupos. Las bombillas que se compran en tiendas y que tienen una potencia de unos 10-30W y las bombillas que venden en los grows que van desde los 100W hasta los 300W.

Por lo general este tipo de bombillas solo se recomiendan para germinar, hacer esquejes y para crecimiento ya que la potencia que tienen es muy baja para floración.

De todos modos, si no tienes recursos y te va bien hacer un pequeño cultivo con poca producción, también las puedes utilizar. Con unos 100-150W de CFL puedes llegar a obtener unos 10-20g de cosecha. Eso si, deberás cultivar pocas plantas (4 o menos) y que sean pequeñas para poder aprovechar bien la luz. En muchos casos, lo mejor es cultivar una sola planta.

Si vas a usar bombillas CFL de baja potencia es mejor que compres bombillas que tengan como mínimo 22W y si puedes comprar bombillas de 30W incluso mejor.

Respecto a las bombillas de grows, las que tienen 125W o 150W suelen ser mi elección. Estas CFL de los grows son mas caras y si necesitas de mas potencia, como 200W o 300W muchas veces ya te sale mas rentable comprar una bombilla de sodio o LED en lugar de CFL.

Cultivo interior de marihuana con bombillas CFL

Como hemos dicho estas bombillas tienen poca potencia, por lo que si puedes comprar una de sodio o LED sera mejor inversión que comprar una CFL.

Otro motivo por los que un cultivador puede decantarse por las bombillas CFL es por el calor. Si solo tenemos un espacio reducido para cultivar o si en general tenemos mucho calor donde vamos a hacer el cultivo, las bombillas CFL son una buena opción ya que emiten poco calor y con unos ventiladores pequeños podemos disiparlo sin problemas.

Sodio y halogenuro

Estas bombillas son unas de las mejores para la fase de crecimiento y floración. Son bombillas de gran potencia que va desde los 150W hasta los 1000W. Son bombillas algo mas caras que las anteriores y si compramos las de alta potencia, también sera mas caro el consumo de la luz.

Por norma genera, las bombillas de halogenuro metalico (HM) se utilizan para crecimiento y las de sodio para floración. Aunque las bombillas de sodio también se pueden utilizar para crecimiento como hemos comentado en la sección de bombillas de sodio para crecimiento y floración.

En pequeños cultivos podemos usar las bombillas de 150-250W y en cultivos mas grandes podemos usar las bombillas de 400W o 600W.

Cuando tenemos un cultivo muy grande, debemos valorar si comprar una bombilla de 1000W o varias bombillas mas pequeñas. En muchos casos la mejor elección es comprar varias bombillas de 400W o 600W ya que tenemos una cobertura de luz mas amplia y mas homogénea.

Bombilla de sodio con balastro de 250W

En cultivos de sodio, debemos tener cuidado con el calor. Estas bombillas emiten mucho calor. Es por esto que debemos asegurarnos de comprar una bombilla que se adapte correctamente al tamaño de nuestro armario. Si compramos una bombilla demasiado potente, nos puede subir mucho la temperatura y podemos tener problemas graves en el cultivo.

Es por esto que en el momento de la compra, si queremos una bombilla grande, tendremos que comprar también un armario grande que pueda permitirnos unas condiciones de cultivo adecuadas. En algunos casos, sera recomendable utilizar un cooltube para que así el calor emitido por la bombilla no suba tanto la temperatura del armario.

Si ya tienes un espacio de cultivo y estas buscando una bombilla, en la calculadora cannabica puedes calcular la bombilla necesaria.

Una bombilla de sodio de 150W puede dar unos 40-75g de cosecha y una bombilla de 400W da unos 100-200g de cosecha. Esto por supuesto depende de muchos factores. Los cultivadores expertos puedes llegar a sacar cantidades mayores, pero estos son números orientativos y realistas que hemos podido contrastar en Arcuma con muchos cultivadores que han pasado por nuestra comunidad.

LED y COB

Estas bombillas son una excelente opción tanto para la fase de crecimiento como para la fase de floración. Debemos tener en cuenta los colores ya que un foco led puede estar hecho para la fase de crecimiento y otro para la de floración dependiendo de los LED que tenga. Esto lo hemos comentado en la sección de Bombillas LED en este articulo.

Estas bombillas tienen una gran potencia y un espectro de luz que las plantas puedes aprovechar muy bien. Podemos comprar focos LED desde los 100W hasta los 1000W al igual que las bombillas de sodio. De todos modos, en cultivos grandes lo mejor suele ser combinar varios focos de menos potencia en vez de uno de gran potencia.

Cultivo LED interior de marihuana

El mayor inconveniente de esta tecnología es su precio, y es que un foco de unos 150W puede rondar los 200€ y uno de 400W los 500€.

Otro punto importante es la calidad de los LED. Debido al alto precio de esta tecnología, hay muchos focos LED mas económicos que tienen componentes mas baratos y de menos calidad. Debemos considerar muy bien que foco compramos ya que un foco de baja calidad nos puede salir caro con el tiempo.

Suponiendo que la bombilla LED no se amortiza hasta pasados unos 3 años (usándola 6 meses al año), debemos hacer bien las cuentas para decidir si nos sale rentable ya que realmente sera una inversión a largo plazo.

Por supuesto, que si dispones del dinero y puedes permitírtelo, un cultivo con LED te dará unos resultados excelentes. No solo cosechar calidad y cantidad, sino que ademas, debido a la baja temperatura de funcionamiento de los LEDs, podrás controlar mejor la temperatura del cultivo e incluso ahorrarte algo de dinero en ventilación.

Bombillas LEC

Las bombillas LEC (tambien conocidas como CMH o CMD) son un tipo de bombillas muy reciente que ofrece unas prestaciones muy buenas. Son bombillas de alta potencia como las bombillas de sodio pero emiten menos calor, produce mas luz por vatio y duran mas.

Como no todo es perfecto, las luces LEC también tienen su lado malo, y es que en lo que respecta a producción, no consiguen igualar a las bombillas de sodio. Ademas como son muy recientes son algo caras, pero teniendo en cuenta sus características, siguen siendo una muy buena opción para el cultivo.

Ademas, esta nueva tecnología tiene un color mas parecido al de la luz solar. Esto hace que las plantas produzcan mas terpenos y resina, lo que finalmente nos proporciona una mayor calidad en las cosechas.

Otra diferencia respecto a las bombillas de sodio es que las de LEC suelen venir con el balastro ya incorporado. Respecto a su colocación, las LEC de 315W se ponen a unos 45cm de las plantas y las LEC de 630W se ponen a unos 60cm.

Otra característica interesante de las bombillas LEC es que producen luz ultravioleta. Esta luz hace que las plantas produzcan mas tricomas, aunque esta luz puede ser dañina para los humanos. Al igual que nos protegemos contra los rayos ultravioleta del sol con cremas solares, debemos tener cuidado con la exposición a lamparas LEC y protegernos los ojos en caso de mirar estas bombillas.

Tipo de luz para plantas autoflorecientes

El tipo de luz que necesita una planta autofloreciente es el mismo que las plantas que no son autoflorecientes. La diferencia de las plantas autoflorecientes esta en las horas de luz que reciben y no en el tipo de luz.

Las mismas bombillas que se usan para las plantas no autoflorecientes nos servirán para las plantas que son auto florecientes. Así, podemos usar las bombillas de bajo consumo, las de sodio, las LED/COB y las LEC.

Lo que debemos tener en cuenta con las plantas autoflorecientes es que debemos darles 18 horas de luz y 6 horas de oscuridad durante todo el ciclo de vida , desde que germinan hasta que las cosechamos. Recordar que con las no-autos, usamos el periodo de luz 18/6 para crecimiento y el periodo 12/12 para floración. En el caso de las autos, tanto en periodo de crecimiento como en floración les daremos 18 horas de luz.

Las bombillas a utilizar, serán las que mas potencia tengan dentro de nuestras posibilidades. Cuando mas potencia de luz podamos darle a las plantas mayor sera la cosecha, por lo que si podemos usar bombillas de sodio o LED, sera una mejor opción que usar bombillas de bajo consumo.

Cogollo de planta autofloreciente

Otra cosa que se suele hacer para aumentar un poco la producción es darle mas horas de luz. De este modo, podemos darles 20 horas de luz y 4 horas de oscuridad para así aumentar la producción. Hay gente que incluso se plantea darles 22 o 24 horas de luz. Yo personalmente no recomiendo pasar de las 20 horas de luz puesto que la planta, realiza ciertos procesos durante el periodo nocturno que también son importantes para su desarrollo. Por ese motivo, si quieres exprimirla, yo te recomiendo usar 20 horas de luz pero no mas de eso.

De todos modos, no esperes doblar la producción solo por darle 2 horas mas de luz al día. Aunque yo no he visto a nadie que haya hecho un cultivo para saber la diferencia de cosecha con 18 horas o 20 horas de luz. Si hacemos una regla de tres, la diferencia no es muy grande. Piensa que a 18 horas unicamente le estas sumando 2 horas mas.

- Para una producción de 20g con 18 horas, serian 22g con 20 horas.
- Para una producción de 100g con 18 horas, serian 111g con 20 horas.

Obviamente, esto no pretende ser un dato exacto ni muchos menos, pero nos pretende dar una idea de la diferencia que puede existir entre 18 horas de luz y 20 horas de luz.

Aunque este articulo no es una guía de cultivo de autos, si quieres aumentar la producción, considera mas potencia de luz y una maceta mas grande. Si eso no es suficiente, entonces cultiva plantas no-auto que te darán mas producción que las auto florecientes.

Otra opción sería hacer un cultivo continuo, donde cada 1-2 meses cosechas dos plantas y metes otras dos. De este modo, aunque la cosecha no sea muy grande, tienes un cultivo sencillo y cosechas algo cada poco tiempo.

Exceso de luz en cultivos indoor

Puede parecer un poco extraño hablar de exceso de luz cuando en todas partes dicen que cuanta mas luz mejor. Ciertamente es extraño pero aunque lo sea, ambas afirmaciones son ciertas.

Por un lado, cuanta mas potencia de luz tengamos en nuestro cultivo, mas producción vamos a sacar. Esto es cierto, y no existe ninguna duda sobre ello. Por otro lado, y aunque no se encuentre tanta información al respecto, demasiada potencia puede ser contraproducente.

Los principales problemas que puede causar el exceso de luz son dos:

- Exceso de calor
- Desequilibrio en las plantas

El exceso de calor es algo que muchos ya conocemos. Las bombillas de cultivo ademas de luz emiten calor y cuanta mas potencia tiene una luz, mas calor emite. Por lo tanto, como es lógico, al aumentar la potencia aumentamos el calor.

Para este problema, es importante tener un buen sistema de ventilación y controlar la temperatura. Esto es sobre todo importante en bombillas de sodio ya que emiten mucho mas calor que por ejemplo las bombillas LED.

Si prestamos atención al higrometro y tenemos este aspecto controlado, no es difícil ponerle solución y mantener la tempera adecuada incluso con bombillas de alta potencia.

El otro problema es el desequilibrio en las plantas. Por desequilibrio me refiero al hecho de que a las plantas con exceso de luz les puede faltar un componente básico para realizar sus procesos internos. Me refiero al CO2.

Tabletas de co2 para cultivos de interior

La planta necesita varias cosas para realizar sus procesos como es la luz, el co2, el agua y otros componentes. Aumentando la potencia de luz, hacemos que la planta disponga de mas luz y así acelere su crecimiento. El problema es que si no le damos agua y co2 suficiente, le faltaran estos componentes y la planta no podrá aprovechar correctamente el exceso de luz que recibe.

Poner co2 en un cultivo de marihuana no es algo fácil, es por esto que solo lo suelen hacer cultivadores avanzados. Por lo tanto, y como posiblemente no vas a montar un sistema de co2 para tu cultivo, no es recomendable excederte en la potencia de la luz. Puedes mirar los lúmenes necesarios para tu cultivo en la sección de este articulo para saber que potencia es recomendable para tus plantas.

A partir de aquí, controla la temperatura, la humedad, el riego y cuídalas como se merecen. Una de las partes mas importantes del cultivo es que les dediques tiempo a las plantas para que no les falte de nada y detectar cualquier problema lo antes posible.

Mucha suerte con tus cultivos y no dudes en dejar un comentario con tus experiencias con diferentes tipos de iluminación.


Opiniones


Notificarme de nuevos comentarios.
Cancelar
renatillo
renatillo - hace 3 años

Muy buen post zero pero sigo teniendo dudas, escribe una nota a mi email.

 Responder
Rhuba
Rhuba - hace 8 meses

Esta super a mi me encantó

 Responder
Arielponce
Arielponce - hace 8 meses

Muchas gracias por el articulo Arcuma, me ha sido muy util.

 Responder
Luisvargas
Luisvargas - hace 5 meses

Muchas gracias arcuma

 Responder
elchidodechidos
elchidodechidos - hace 3 meses

Son los mejores, cada vez aprendo mas, lo que en meses he buscado en un dia lo encontre y todo a detalle gracias.

 Responder
Pinojoaco
Pinojoaco - hace 3 meses

Hay alguna diferencia entre la luz natural al aires libre que en un indoor?

 Responder
Cannabisguru
Cannabisguru - hace 2 meses

Por lo general si puedes cultivar en exterior es mejor. En caso de que no puedas, pues no queda otro remedio que cultivar con luz artificial en interior.

 Responder
Ernesto
Ernesto - hace 2 meses

Este artículo me ha resultado gratamente interesante.
La información es precisa y parece estar bien argumentada.Hasta ahora no había oido hablar de las bombillas LEC, pero todo indica que van a dar mucho juego.

 Responder
Dejar opinion

Notificarme de nuevos comentarios.
Cancelar
x

Suscribete al boletin semanal.

Recibe los nuevos articulos en tu correo.