Revegetaciones: ¿ Hasta cuantas podemos llegar?

Guerredejah SoG,ScrOG,CO2 13 Feb 2014 2 Comentarios 6 min
5 (1 votos)
¿Hasta cuántas podemos llegar? ¿Revegetar una planta de cannabis indefinidamente?¿Perdería su potencial psicoactivo? En Yerba hemos accedido a dos variedades revegetadas cinco veces y hemos comprobado cómo su colocón se ha distorsionado ganando efector narcótico pero manteniendo su morfología.


Revegetación en su ultimo estadio.

Ésta es la historia de dos variedades que iniciaron su singladura como plantas de interior para finalizarla casi 13 meses después tras cinco revegetaciones consecutivas. De esta manera se obtuvieron estas mismas cosechas de una sola semilla. Notable, ¿verdad?

No es la primera vez que en Yerba hablamos de esta interesantísima técnica llamada revegetación. Para aquellos lectores no familiarizados con el tema explicaremos que, básicamente, se basa en pasar una planta que está ya en floración de nuevo a vegetativo. De esta manera la planta paraliza su floración, la formación de cogollos para comenzar de nuevo a producir masa verde; al igual que hizo en su fase vegetativa. ¿Y para qué sirve esto? – Os preguntaréis más de uno. Pues depende de cada caso – Os contestamos nosotros. Veamos el caso que nos ocupa.

X, el jardinero de las plantas ya listas para cosechar que os mostramos en las fotos de este reportaje, partió de semillas feminizadas hace ya 13 meses. Sin embargo, nada más comenzar la floración tuvo una plaga severa de araña roja que influyó negativamente en la calidad de la marihuana obtenida. Pero X, cultivador avezado tras años de lidiar con estos problemas, ya sabía que tal cosa iba a pasar. Por lo tanto, cuando cosechó dejó unas pocas ramas de la parte inferior de la planta (siempre con hojas) y cortó el resto para fumarlo. Esta parte inferior d ela planta la pasó a un fotoperiodo de 20/4 y en cuestión de dos semanas la planta comenzó a revegetar.


Después de tantas revegetaciones, las plantas son super narcóticas.


EL COMIENZO

Al inicio de una revegetación la planta se comporta exactamente al revés que durante su desarrollo normal. Cuando cultivamos una semilla desde el principio, las primeras hojas son de un solo lóbulo. Las segundas de tres, después de cinco, de siete, de nueve, en ocasiones incluso de once y después se produce una regresión en el número de lóbulos.

Según nos acercamos a la cosecha las hojas empiezan a tener menos lóbulos hasta llegar a uno solo pegado al cogollo. Pues bien, cuando revegetamos la planta, ésta comienza a echar hojas de un solo lóbulo que, además, no es de bordes aserrados sino lisos. Poco a poco comienza a echar hojas de tres lóbulos que ya comienzan a ser aserrados y ya alcanza cierta “normalidad” morfológica. Al final es completamente normal y se comporta como cualquier planta normal. Cuando reduzcamos las horas de luz florecerá y todo será completamente ordinario.

SU OBJETIVO

Nuestro jardinero, X, quería obtener otra cosecha que no hubiera estado infestada de las pequeñas y repulsivas arañas rojas. Cuando revegetó sus plantas hizo algunos cambios. Para empezar desinfectó las ramitas de la parte inferior de cada planta que iba a dejar a fondo matando así a las horribles bestezuelas. No pudo hacerlo en floración ya que el veneno que aplicó se hubiera quedado impregnado en los cogollos con el correspondiente daño colateral para su salud. Por lo tanto cosechó como pudo y se decidió a volver a comenzar de nuevo con las mismas plantas. Sin embargo, tuvo algunas precauciones considerables antes.

No solo desinfectó a fondo el restante de cada una. También las sacó de su maceta y cortó la mayoría del cepellón (3/4) con una sierra. A continuación metió la planta con lo que había dejado de cepellón en macetas nuevas con sustrato nuevo.

Es decir, lo que hubiera sido una barbaridad hubiera sido dejar las plantas con su pan de raíces intacto. Se podría haber hecho siempre y cuando las hubiéramos trasplantado a macetas bastante más grandes. Pero ello, obviamente, sería una pérdida de espacio que en interior no se podía permitir.

Por mera precaución hizo el primer riego en sus nuevas macetas y sustrato con un producto antiestrés extraído de humus de lombriz (el mejor) y a esperar. Cuando probamos esa segunda cosecha y la comparamos con la primera, lo primero que notamos fue que era bastante más narcótica. Relajaba el sistema muscular y nervioso mucho más que la mism planta en su estado primigenio. Sencillamente habían aumentado sus niveles de CBD. No había bajado su nivel de THC, pero sí había aumentado el de CBD. ¿Conclusión? Una planta bastante más medicinal y relajante.

Las plantas en cuestión, mezcla de índicas y sativa, habían desarrollado más su gen “indicorro” y, en consecuencia, eran extraordinariamente relajantes. Y si eso nos pareció en aquel momento, todavía se incrementó más la sensación tras cuatro nuevas revegetaciones. Con cada una de ellas la planta se volvía más narcótica, hasta que llegando a la última aquello era una especie de tranquimazín vegetal brutal. Sencillamente te fumabas un trunco antes de acostarte y caías doblado en la cama. Aquello resultaba especialmente interesante para personas que, como yo, tenemos un fuerte insomnio crónico.

Paralelamente a su efecto relajante notamos una disminución del aumento del apetito propio del consumo de cannabis. Ya sabéis: te fumas un canutillo y ¡pobre de la nevera! Cuando terminas de saciar tu voracidad has dejado a la familia sin cena y sí, además, estás a régimen, has perdido todo aquello por lo que tanto habías luchado a base de ensaladitas. ¡Arrasas con todo!


Los comienzos.


Revegetación final y miles de tricomas relajantes

Pues bien, con la revegetación, el cannabis pierde buena parte de esa característica tan importante a la par que incrementa su efecto sedante sobre el sistema central y nervioso. En una primera revegetación el efecto es perceptible. En una segunda bastante más, pero a la quinta… ¡tremento!.

¿CUÁNDO DEBEMOS PARAR?

Y si seguimos así ni os cuento. Si continuáramos indefinidamente así no sé hasta dónde podríamos llegar. Realmente desconocemos hasta qué punto podríamos seguir sin llegar a producir un efecto negativo por exceso de estrés. Probablemente la planta acabaría convirtiéndose en hermafrodita. ¿O no? ¡Ni idea! De hecho , si algún lector ha probado la revegetación en más de cinco ocasiones (como hemos hecho nosotros) le rogaríamos que nos comunicase sus conclusiones.


Quinta revegetación

En cierta manera es como jugar a ser el Dr. Frankestein del cannabis. Pero, en cualquier caso, es bueno saber la manipulación biológica que podemos proporcionar a nuestra querida planta para conseguir unas variaciones psicoactivas que a muchos pueden beneficiar. Son muchos los usuarios de cannabis que lo consumen principalmente por cuestiones medicionales y una modificación botánica-biológica que ofrezca semejante potencial narcótico es digna de ser tenida en cuenta.

En cada revegetación las plantas fueron abonadas de nuevo y tratadas en general como si de la primera vez se tratase. Al haber cortado ¾ parte del pan de raíces y haber añadido a las macetas sustrato nuevo, era como comenzar de nuevo para la planta. Incluso mejor, ya que las raíces que habrían de prosperar en el nuevo sustrato eran ya “mayorcitas” y fuertes. No obstante, conviene añadir un poco de algún producto antiestrés para acelerar todo el proceso ya que al principio, la planta se queda como despistada, sin saber ni qué hacer ni por dónde tirar.

Los mejores antiestrés provienen de la lombriz y sus resultados son espectaculares. Este periodo de incertidumbre viene a durar unas dos semanas, dependiendo de cada planta y de si hemos utilizado o no algún producto contra el estrés.

Pero dos semanas es el periodo más habitual en la mayoría de las plantas de cannabis. X ha dejado algunas plantas para volver a ser revegetadas en exterior y, de hecho, ya son plantas de metro y medio de alto. Cuando coseche y la probemos os diremos cómo ha ido la cosa. Aunque ya os aseguro que serán todavía más narcóticas.

Hasta entonces, yerberos.

Opiniones


Notificarme de nuevos comentarios.
Cancelar
InSilent
InSilent - hace 8 años

Gracias por toda la información !! Es muy útil

 Responder
Emmatist
Emmatist - hace 2 años

Gracias por su aporte!

 Responder
Dejar opinion

Notificarme de nuevos comentarios.
Cancelar
x

Suscribete al boletin semanal.

Recibe los nuevos articulos en tu correo.