Semillas autoflorecientes

Jose25 Menu principal 02 Aug 2015 1 Comentarios
5/5 (1 votos)
Vamos a explicar que son las semillas autoflorecientes y como se cultivan. Ademas veremos tambien que son las nuevas semillas autoflorecientes XXL.

Características de las semillas autoflorecientes

.

La principal características que poseen las semillas autoflorecientes es, sin duda alguna, su independencia de las horas de luz para que la planta se desarrolle y florezca, o sea que no dependen del ciclo de luz y oscuridad para empezar a florecer, al contrario que cualquier otra planta que si dependen de las horas de luz para que desarrolle su potencial.

Las semillas autoflorecientes las podemos cultivar tanto en exterior como en interior y al no tener dependencia de luz solar la podemos cultivar durante todo el año, aunque es recomendable cultivarla en exterior en los meses de primavera-verano y hacerlo en interior los meses de otoño e invierno. Aunque en exterior siempre veremos incrementada su producción si la cultivamos en primavera-verano, esta disminuida si lo hacemos el resto de los meses.

Hay bancos como Kannabia, donde su breeder (el criador) recomienda cultivar sus variedades de autoflorecientes solo en exterior, aunque también lo podamos hacer en interior.

En cuanto a su tamaño suele tener una altura mediana o más bien baja, que oscila desde los 60 o 70 cm hasta 1,4 o 1,5 m., siendo el metro, la altura media que tienen este tipo de plantas, dependiendo de la variedad que se trate, su cultivo, la zona y los nutrientes empleados,etc.

Las plantas autoflorecientes provienen del cruce de la subespecie sativa ruderalis ( la madre podíamos llamarla, de la semilla, la cual produce unos niveles de THC muy bajos), tanto con una variedad índica como sativa con niveles de THC bastante altos. Dependiendo del tipo de cruces que hagamos así obtendremos distintos sabores, tamaño de sus cogollos o el tamaño de la planta.
Para su obtención, los bancos suelen trabajar generalmente sobre genéticas de primera o segunda generación.

Su floración suele producirse aproximadamente entre las 2 y 4 semanas y estará lista para su secado a las 11 o 13 semanas desde su germinación, dependiendo de la variedad que cultives.

La autoflorecientes aguantan muy bien los climas fríos ya que la variedad ruderalis proviene del norte de Asia.

La primera variedad autofloreciente fue Lowryder, del banco de semillas "The Joint Doctor's, esta variedad fue creada a partir de la genética cannabis sativa indica + cannabis sativa rudelaris. Posteriormente salieron del banco de Buddha la White Dwarf y la Road Runner de Dinafem.

En un principio tanto la calidad como la cantidad era escasa, por lo que los consumidores no se decidían por este tipo de plantas, pero con el paso del tiempo los bancos han solucionado este problema y actualmente existen en el mercados variedades de autoflorecientes con una calidad y cantidad de cogollos que las hacen muy recomendable.


Marihuana autofloreciente en periodo de floración. Auto-Fruit Dinafem.


Germinar marihuana autofloreciente



La germinación de su semilla es idéntica a la de una semilla que no es autofloreciente.

Necesitan: humedad, oscuridad y una temperatura sobre 25 grados que suele ser uno de los problemas por los cuales las semillas no germinan, entre otros.

La forma tradicional de germinado es colocando la semilla directamente en tierra a un centimetro de la superficie y humedeciendo el sustrato.

El tiempo de germinación también es igual que el resto de semillas, pueden germinar en un periodo de nos 2-15 dias, tal que si se diera esta fecha tendríamos que empezar a preguntarnos si la semilla está bien o por el contrario tiene algún defecto ya que existe la posibilidad de que la semilla no germine, tanto en las variedades autoflorecientes como en las que no son autoflorecientes.

Esta es la forma básica, pero en la actualidad existen aparatos como el germinador Pro, el cual contiene : un termómetro de contacto ultrasensible y nos ayuda con el problema de la temperatura, dos algodones laminados los cuales mantienen la semilla hidratada y al ser laminados no se enredan las raices y unas placas de petri que hacen el cierre y funcionan como contenedores de germinación produciendo el intercambio de O2.



Germinador Pro


También se puede colocar la semilla en un jiffy (taco de turba prensada) o en un taco de lana de roca y pasarla, cuando se vean aparecer sus raíces al tiesto definitivo. De esta forma podemos conseguir que la planta se desarrolle a tope durante su crecimiento.

Si por el contrario elegimos germinar directamente en la maceta donde la planta pasará todo el periodo hasta su corte, esta tendrá que tener una capacidad entre 7 y 10 litros, que es la capacidad óptima para este tipo de plantas.

El sistema radicular de las plantas automáticas es un sistema bastante vago, ya que por norma el resto de plantas de marihuana necesitan un buen sustrato que sea esponjoso y aireado, para un buen desarrollo radicular, puesto que si utilizamos un sustrato poco aireado las plantas no suelen desarrollarse bien y pueden llegar en muchos casos a la muerte de la planta. En el caso de la automáticas esto se complica un poco ya que tanto el sustrato como los nutrientes que utilicemos en el riego deben de ser óptimos en todo momento, puesto que de lo contrario la planta no desarrollaría todo su potencial.

Debemos utilizar un sustrato aireado y que esté poco abonado, tipo light mix que podemos encontrar en diferentes marcas en nuestro grow y controlar muy bien el PH como EC en su corto periodo de vida de la planta.

Este periodo vegetativo es corto durando sobre 15 a 20 días y es muy importante no cometer errores en él para el buen desarrrollo de la planta, ya que cualquier fallo en esto corto periodo podría estresar a la planta y vernos reducida su tamaño y así su producción.

Lo ideal es ir añadiendo los nutrientes poco a poco según las necesidades de las plantas, un exceso de alimento puede alterar el desarrollo de las raíces y de la planta en general, puesto que de las raices dependerá el desarrollo de la misma, entre otros factores.

Deberemos de tener mucho cuidado con el riego tras el periodo de germinación, lo ideal en este periodo es humedecer pulverizando la maceta,antes de que asomen sus cotiledones y después de ello. Un exceso de agua podría enterrar la semilla e ir aumentándolo con el crecimiento de la planta y vigilar el nivel de hidratación del sustrato, ya que si este si se seca en demasía, la planta dejaría de desarrollarse correctamente, por lo que perdería gran parte del potencial de ella.

Hay que tener en cuenta que las plantas autoflorecientes tienen una gran limitación en el tiempo para realizar todos sus ciclos vitales y los fallos en el comienzo de su cultivo son fatales.


Trasplantar marihuana autofloreciente



Tras la germinación de la semilla, transcurridos sobre 10-15 días, las plantas suelen estar preparadas para su trasplante. De todos modos en el caso de las semillas autoflorecientes no se recomienda hacer trasplantes. Lo mejor es ponerlas en macetas definitivas de unos 7L o mas y no hacer trasplantes. De todos modos, esto depende tambien del cultivador, pero debeis tener en cuenta que si haceis trasplante de semillas autoflorecientes, terminareis con plantas mas pequeñas y con menor produccion.

La última palabra la tiene el cultivador.



Autofloreciente tras germinar la semilla



Cultivar marihuana autofloreciente



El cultivo de este tipo de variedades es bastante sencillo, muy recomendable para el inicio en el campo del cannabis, para personas que no dispongan de mucho espacio tanto en interior como en exterior y para climas más bien fríos, donde el número de horas de sol es escaso, aunque la producción en este caso sin duda sería menor.

Lo ideal a la hora de elegir un sustrato para estas plantas, sería elegir uno que esté bien aireado y que sea ligero, tipo light mix que lo podemos encontrar de distintas marcas en nuestro grow. A mi personalmente me gusta añadirle algo de humus de lombriz al sustrato y ceniza de madera, esto nos garantiza no tener que fertilizar a la planta en este periodo, teniéndola bien fertilizada hasta el periodo de floración que como he comentado antes se puede trasplantar a un nuevo sustrato y volver a fertilizar.

En cuanto a los abonos líquidos de crecimiento y floración, para el caso de las autoflorecientes podemos utilizar un producto para las dos fases ( con un NPK estable, sobre 8N-9P-7K, que contienen calcio, aminoácidos, aminopurinas, lignosulfonatos, polisacáridos (hidratos de carbono complejos), microelemento y molibdeno. Aunque en la ultima fase, fase de floración, podemos subir un poco el NPK ya que la planta en este periodo reclamará más comida y le podemos agregar con los riegos además del abono líquido una cucharada de azucar moreno o melaza (hidratos de carbono simples) que será más que suficiente para que nuestro preciados cogollos engorden.

Al igual que en la primera fase, en esta es muy importante controlar el PH, puesto que con un PH descompensado la planta no tomará los nutrientes que les proporcionamos y no desarrollará su potencial. También es vital regar en demasía al igual que la falta de riego, debemos hacerlo cuando el sustrato este seco, regando hasta que drene el agua por la parte inferior de la maceta.



Punta de la rama principal de Pink Panter, terminando periodo de floración



Ventajas e inconvenientes de las semillas autoflorecientes




La principal ventaja que tienen las plantas autoflorecientes es su corto periodo de floración, que sumado al de germiación y crecimiento no suele pasar de los 3 meses, dependiendo del clima que tengamos, nuestra forma de cultivar, las horas de sol (aunque no dependen del fotoperiodo como las platas regulares, las autoflorecientes dan el máximo de producción-calidad en los meses de primavera-verano) y sobre todo la variedad que cultivemos.

Esta junto con su pequeña altura (en la mayoría de los casos esta sobre los 90 centímetros hasta 1,20 centímetros aproximadamente ) hace que este tipo de plantas pasen desapercibidas para el resto de personas o vecinos que pueden ver nuestra terraza o balcón, siendo una buena alternativa para cumplir con la "Ley mordaza"la cual nos obliga a que este tipo de cultivos no se vean desde la vía pública (esperemos que los nuevos partidos políticos apuesten por una legalización temprana de nuestra querida marihuana, que no le hace mal a nadie, al contrario puesto que ayuda y mucho a personas con problemas de nervios, apetito o insomnio, entre otros)

Otra de las grandes ventajas es que al tener este periodo tan reducido de cultivo, la planta tienen muchas menos posibilidades de ser atacada por las plagas como: pulgones, cochinilla, trips, araña y hongos como el temido oidio.
Pero como todas las demás variedades de plantas de marihuana las hojas son de una textura blanda y por ello muy apetecibles para este tipo de plagas. Por lo que aunque tengan un corto periodo de cultivo es aconsejable fumigarlas preventivamente.

Yo personalmente utilizo productos biológicos como el aceite de neem, el jabón potásico o el crysantemum,además de todas las recetas sobre caldos contra plagas que puedes realizar con productos como ajo, cebolla, nicotina, etc y que puedes elaborar en casa y ver en esta web de Arcuma.



Aceite de neem y jabón potásico


El problema surge cuando la plaga está declarada, lo mejor para cultivar con seguridad de que la plaga se ha exterminado (bichos y huevos) es utilizar productos químicos que aunque son productos más dañinos y peligrosos que los biológicos (los cuales no ofrecen ningún tipo de daños ni peligro al consumir el producto que cultivemos) nos aseguran un cultivo libre de plagas y respetando siempre los márgenes de seguridad ofrecidos por el creador del producto, no tiene que existir ningún problema de consumo.

Otra de las grandes ventajas que ofrecen la plantas autoflorecientes es que no necesitan mucho espacio y la podemos cultivar el cualquier balcón o terraza (por muy pequeña que sea) , frete a ventanas que estén ventiladas e iluminadas, etc.

Pero sin duda alguna su principal inconveniente se encuentra en la producción que nos ofrecen dichas plantas, que suele estar entre 50 a 180 gramos por planta, dependiendo de la variedad, cultivo, etc, y hay veces que haces cuentas y te has pegado 3 meses cuidando una planta, fumigando, abonando etc, y gastando una pasta y te comes un full total. Aunque como he comentado las ventajas superan a los inconvenientes hoy por hoy.

En un principio este tipo de genética no estaba entre las preferidas de los cultivadores mundiales, cuando salieron al mercado aquellas ruderalis que no tenían ni sabor ni psicoactividad y eran despreciadas por casi todos los consumidores, pero poco a poco los bancos de semillas han ido perfecionando dichas genéticas y cruces, provocando actualmente que estas plantas se encuentren en la mayoría de los hogares ya que se ha llegado a mejorar notablemente la producción y sabor, así como la calidad de las mismas, su facilidad y sencillez a la hora de cultivarlas han provocado que su venta haya aumentado notablemente.


Semillas autoflorecientes XXL




Dentro del numeroso grupo que forman las plantas autoflorecientes, se han creado paralelamente a ellas otros grupos de plantas autofloreciente de mayor talla como son Las Autos XXL de famosos bancos como Dinafem entre otros, diferenciándose de las primeras en su gran porte (llegando hasta el 1,50 y superándolo. En la actualidad banco como Dinafem tiene en el mercado variedades autoflorecientes tan exquisitas (para mi gusto) como la OG Kush, Buba Kush, Sour Diesel, Critical, Moby Dick, etc.

También, dentro del grupo de las autofloreciente de gran talla y en este caso de gran producción, tenemos que citar a Las Max Auto, del innovador banco de semillas Kannabia.

Son unas autoflorecientes muy especiales ya que aunque sean autoflorecientes su periodo de cultivo llega hasta los 5 meses.

Estas plantas son el resultado de cruzar variedades feminizadas con variedades autoflorecientes. Aportando al cruze la parte feminizada, un extenso periodo de crecimiento vegetativo de unos dos meses y medio (que dempenderá de la variedad a cultivar), pudiendo llegar a obtener la planta una talla superior a los dos metros.

La variedad autofloreciente le aporta el periodo de floración de otros dos meses y medio aproximadamente, indempedientemente del periodo lumínico como todas las autoflorecientes.


Con todas estas vicisitudes, este tipo de plantas son muy recomendables para cultivarlas en países del centro y este de Europa así como en países Latinoamericanos, donde las condiciones climáticas y lumínicas no son las más apropiadas para el cultivo de la marihuana.

Dentro de este grupo de Max Auto de Kannabia hay que destacar la plantas como:
La Blanca,Thai Fantasy, Mataró Blue, Power Skunk, entre otras.

En mi opinión hay que apostar por la innovación, la variedad y bancos como Kannabia son un buen ejemplo de ello, que dicho sea de paso, cuidan y de que forma a su fiel clientela.

Entre el variado grupo de personas que trabajan en este afamado banco hay que destacar la labor de su breeder "PATO", encargado de una de las más importantes tareas a realizar por un banco de semilla, el cultivo, puesto que sería de un banco de semillas sin un buen breeder (cultivador).

Comento estos opiniones puesto que seguro que habrá gente que se eche las manos a la cabeza cuando ven que estamos hablando de automáticas que necesitan 5 meses para su cultivo, pero bajo mi forma de verlo, tambien hay que valorar características como la producción y es que en este tipo de autos la producción pasan los 400 gramos planta.


Magnum auto de Buddha Seeds

Deja un comentario, que tal ha sido tu experiencia cultivando semillas auto ?

Saludos y buenos cultivos!! ;)

Opiniones


Notificarme de nuevos comentarios.
Cancelar
Jose25
Jose25 - hace 880 dias

Que. Gusta el articulo??

Dejar opinion

Notificarme de nuevos comentarios.
Cancelar