Search the Community

Showing results for tags 'prevención'.



More search options

  • Search By Tags

    Type tags separated by commas.
  • Search By Author

Content Type


Forums

  • Foro Arcuma
    • Presentaciones
    • Free Marihuana Seeds
  • Informacion de Cultivo
    • Dudas cultivo en Interior e Hidroponico
    • Dudas cultivo en Exterior
    • Enfermeria
    • Articles about marihuana and other drugs
  • Grow Jounals
    • Seguimientos en Interior
    • Seguimientos en Exterior
    • Seguimientos Completados Interior
    • Seguimientos Completados Exterior
  • Consumo y cultivo de cannabis
    • Marihuana Medicinal
    • Intercambio de semillas, esquejes o polen
    • Fotos cannabicas
    • Bricomaria
    • Cultivo de todo
    • Cultivo avanzado y crianza
    • Cocina Cannabica y extracciones
    • Videos, Musica y Documentales
  • Sociedad
    • Mercadillo cannabico
    • Noticias Arcuma
    • Legalidad y jurisprudencia
  • Asociaciones, Grows, Criadores...
    • Offers and Promotions
    • Grow Shops y Fabricantes
    • Bancos de semillas
    • Asociaciones
  • Otros
    • Activismo
    • News about marihuana
    • Eventos cannabicos
    • Sugerencias de mejora
  • Crear nuevos clubs's Temas

Find results in...

Find results that contain...


Date Created

  • Start

    End


Last Updated

  • Start

    End


Filter by number of...

Joined

  • Start

    End


Group


AIM


MSN


Website URL


ICQ


Yahoo


Jabber


Skype


Location


Interests


Pictures


Journals


Articles

Found 2 results

  1. A estas alturas del año, cuando el verano se encuentra a la vuelta de la esquina y el calor es más que evidente, es necesario empezar a tomar una serie de medidas preventivas para evitar la aparición de plagas en las plantas de cannabis, en especial si no se han tomado durante el resto del año y sea cual sea la variedad de marihuana que estéis cultivando. El cultivo de interior en esta época suele venir acompañado de una serie de plagas, que suelen repetirse de manera cíclica verano tras verano principalmente a causa de las altas temperaturas y del grado de humedad ambiental. Así, arañas rojas, trips y moscas blancas suelen aparecer durante este periodo con mayor facilidad, por lo que será más que recomendable empezar con un programa de prevención de plagas en nuestros cultivos y asegurarnos de que nuestras plantas podrán desarrollarse al máximo de su potencial. Por otra parte, y en caso de que el vuestro sea un cultivo de exterior o de invernadero, éste es también un momento excelente para realizar este tipo de tratamientos. Empezaremos así un programa de prevención que nos asegure que las plantas pueden desarrollarse con total plenitud durante las semanas previas al inicio de la floración, que deben iniciar completamente libres de plagas o enfermedades si lo que queremos es conseguir la máxima calidad y el mayor rendimiento posibles. Cultivo de prueba de Nepal Gum OG libre de plagas A continuación os presentamos una serie de factores a tener en cuanta al respecto, así como varios de los preventivos más comúnmente utilizados para el control y manejo de plagas, tanto de insectos como de infecciones fúngicas. Como siempre, desde Philosopher Seeds os recomendamos utilizar métodos completamente naturales y respetuosos con el medio ambiente, aunque os presentaremos también algún remedio químico al que sólo deberíais recurrir en caso de extrema necesidad. Prevención de plagas en cultivo interior de cannabis Aunque puedan parecer aspectos básicos para el cultivador avanzado, vamos a repasar a continuación alguno de los factores a tener en cuenta para intentar evitar problemas con plagas en el cultivo de cannabis de interior durante los meses más calurosos del año. Como hemos comentado, araña roja, trip y mosca blanca suelen ser los protagonistas de estas plagas en estas circunstancias. Higiene en el cultivo: La higiene en el cultivo es fundamental para evitar plagas y enfermedades en las plantas. Retirar cualquier resto de materia vegetal en descomposición y mantener las bandejas limpias ayudará en gran medida. También pueden retirarse las ramas inferiores de las plantas para mejorar la aireación y, de paso, librarnos de los insectos que las habiten, que muchas veces atacan a las plantas empezando por la esta zona. Temperatura y humedad: Debe intentarse que temperatura y humedad no sobrepasen los calores óptimos para el correcto desarrollo de nuestras plantas. Utilizar aire acondicionado, cool tubes (reflectores refrigerados por aire), incrementar la ventilación en el cultivo (cuidado con las bajadas drásticas en la humedad), encender las luces exclusivamente de noche, utilizar equipos LED o bombillas CFL de bajo consumo o añadir humidificadores de vapor frío son algunas de las cosas que podemos hacer para conseguirlo. Cubrir cualquier agujero de la extracción o intracción de aire con malla anti-trip evitará que éstos puedan entrar en el cultivo. Probablemente se deba incrementar la frecuencia de riego respecto al resto del año; unas plantas con el sustrato demasiado seco pronto se debilitarán y atraerán a todo tipo de infecciones. Elección de la variedad: Una correcta elección de la variedad a cultivar es esencial para conseguir un cultivo exitoso, en particular con las condiciones que suelen tener los cultivos de interior durante el verano. Deben elegirse variedades resistentes a plagas, como Heaven's Fruit o Easy Haze. De esta forma evitaremos quebraderos de cabeza y tal vez jugarnos la cosecha, pues una plaga de araña roja o de cualquiera de los insectos que hemos mencionado puede tener consecuencias catastróficas para nuestras plantas en mucho menos tiempo del que tardan éstas en completar su floración. Además, y en la mayoría de casos, tendremos más posibilidades de cosechar con éxito si utilizamos plantas con un periodo de floración lo más corto posible. La araña roja puede arruinar un cultivo interior de cannabis, especialmente en verano Prevención de plagas en cultivo exterior de cannabis Salvando las evidentes diferencias, las medidas preventivas que deben seguirse para un cultivo de exterior son prácticamente las mismas que hemos visto para las plantas de interior. Veamos algunos aspectos propios de esta modalidad de cultivo. Terreno: Debe elegirse una zona lo más soleada y ventilada posible, aunque a resguardo de corrientes fuertes de aire. Evitar la aglomeración de plantas y mantener suficiente espacio entre ellas es importante, así como ubicarlas lejos de otras plantas que puedan atraer a plagas (los rosales, por ejemplo, suelen atraer a pulgón y oídio). En relación a esto, sí pueden intercalarse entre las plantas de cannabis otras que actúan como repelentes naturales para insectos, como la menta, el romero o el ajenjo, entre otras (algunas pueden servir para atrear plagas y que éstas no se centren en determinadas plantas). Por supuesto, retirar periódicamente restos vegetales muertos o en descomposición. Temperatura y humedad: Poco se puede hacer contra la humedad y temperatura ambiental en los cultivos de exterior, pues el cultivador depende de la Naturaleza y no tiene control alguno sobre estos parámetros, como sí sucede en el cultivo de interior. Como hemos visto, la elección del terreno es importante para que exista una buena ventilación en el cultivo y ambos parámetros se mantengan en un rango deseable. En caso de haber demasiada insolación, pueden cubrirse las plantas con malla sombreadora, mosquitera o malla anti-trips, con lo que las plantas reaccionarán de manera algo parecida a si se encontraran en un invernadero (algunos cultivadores construyen una verdadera "jaula" que cubren con malla anti-trip y en la que meten las plantas, que quedan mucho más protegidas). Ya sea este el caso o el de un invernadero, hay que asegurar una buena aireación del espacio de cultivo, especialmente durante las horas más calurosas del día y durante la formación de rocío, temprano por la mañana. Elección de la variedad: Además de lo ya mencionado respecto al cultivo interior, habría que añadir que en el cultivo de exterior las plantas son más susceptibles de ser atacadas por infecciones fúngicas como la botrytis o el oídio, así como por las orugas (que a su vez suelen traer consigo problemas de botrytis). De esta forma, lo mejor será escoger variedades resistentes a la humedad como Fruity Jack o Tropimango, así como las dos que os hemos recomendado anteriormente. Por supuesto, también ayudará que se trate de variedades lo más tempranas posible, con una floración que termine antes del final del verano, que suele venir acompañado de las primeras lluvias anteriores al otoño. Como ya sabréis, nuestra Early Maroc es una campeona en cuanto a floración rápida se refiere! La prevención de plagas en cultivos de exterior es clave Productos preventivos para plagas en plantas de cannabis A continuación echaremos un vistazo a algunos de los productos preventivos - ya sean insecticidas o fungicidas - más comúnmente utilizados entre los cultivadores de cannabis. Tened en cuenta que existe una amplísima gama tanto de productos comercializados como de recetas para remedios caseros; una vez más, nos fijaremos en los más populares. Una vez vistos los distintos productos os propondremos un plan preventivo tanto para plantas en fase vegetativa como para plantas en floración. Recordad también que, para algunos de estos productos, se recomienda el uso de un agente humectante para potenciar su efectividad y que algunos de ellos son fotosensibles, por lo que es mejor aplicarlos en horas de baja intensidad lumínica. Además, siempre se conseguirán mejores resultados con agua de osmosis o destilada. Aceite de Neem: Aceite vegetal extraído de las semillas y frutos del árbol del neem. Se utiliza como insecticida contra ácaros como la araña roja, mosca blanca, pulgones o trips, ya sean larvas o adultos. Actúa por contacto, via foliar o radicular, y es también un buen preventivo para hongos como la botrytis, el mildiu o la roya. Con un plazo de seguridad de 10-15 días, puede usarse junto al jabón potásico. Jabón Potásico: Se trata de jabón elaborado a partir de sales potásicas. Es efectivo para tratar infecciones de insectos como la mosca blanca, el pulgón, los trips o las cochinillas. Actúa por contacto, destruyendo la capa protectora del insecto. Su plazo de seguridad suele ser muy bajo, pocos días. Extracto de canela: Extracto de la corteza interna del árbol de la canela. Utilizado contra ácaros por contacto, también posee propiedades regenertivas y anti oxidantes sobre la planta, reforzado sus defensas ante fuentes de estrés. Es también efectivo para tratar infecciones de oídio. El plazo de seguridad suele ser de unos 10-15 días. Extracto de crisantemo: También llamadas piretrinas, el extracto de las flores de crisantemo se utiliza desde el año 1000 aC contra pulgones, trips, orugas, cochinilla o mosca blanca. Puede mezclarse con el jabón potásico para obtener un preventivo más potente. El plazo de seguridad es de unos 10 días, y actá por contacto. Es fotosensible, por lo que aplicarlo con poca luz es altamente recomendable. Azufre: El azufre micronizado puede utilizarse tanto cubriendo la planta con él como en sublimadores, que lo calientan hasta sublimarlo. Es normalmente utilizado contra plagas de insectos y hongos, aunque suele quedar restringido al perdiodo vegetativo, es decir, de crecimiento. Se trata pues de un producto de amplio espectro, aunque debe tenerse claro cómo utilizarlo antes de hacerlo. Cobre: Utilizado también como corrector de carencias de cobre y para estimular el desarrollo radicular, existen diveros fungicidas con base de cobre formulados para tratar infecciones de hongos como la botrytis, la roya o la alternaria, así como de diversas bacterias fitopatógenas. Debe aplicarse con baja luminosidad para máxima efectividad, y no se deben aportar aminoácidos a la planta que se esté tratando con cobre. Propóleo: Es una sustancia elaborada por las abejas para sellar sus colmenas. Posee propiedades anti fúngicas y anti bacterianas que son aprovechadas por muchos cultivadores para prevenir hongos como el oídio o la botrytis, además de aportar vitaminas B, C y E y ser un efectivo regenerador de los tejidos (ideal para plantas madre). Las abejas producen propóleo para sellar sus colmenas (Foto: Flickr) Cola de Caballo: Extracto de plantas equisetáceas (comúnmente llamadas "cola de caballo") que contiene saponina y flavonoides. Fortalece la estructura de la planta y tiene conocidas propiedades anti fúngicas. Es importante utilizarlo aislado. Bacillus Thuringiensis: Sin duda uno de los productos más ampliamente utilizados contra las plagas de orugas. La aplicación de este producto impide que las orugas coman de la planta, por lo que evitamos también el riesgo de aparición de botrytis. Es importante empezar el tratamiento durante el periodo vegetativo, especialmente en exterior. Trichoderma: Las cepas de este hongo beneficioso colonizan las raíces de las plantas y las protegen frente a otros hongos patógenos, además de estimular su crecimiento gracias a la producción de fitohormonas. Se utiliza en el agua de riego y es efectivo contra infecciones de fusarium, phytium o rhizoctonia entre otros. Es muy importante utilizarlo como preventivo, pues las infecciones fúngicas en la zona radicular suelen ser casi imposibles de tratar. Depredadores naturales: Además de estos productos, pueden aplicarse también una serie de depredadores que atacan de forma natural a las diversas plagas que nos interese prevenir o erradicar. Insectos como el Phytoseiulus Permisilis (araña roja), el Amblyseius Californicus (araña roja), el Orius Laevigatus (trips), la avispa Encarsia Formosa (mosca blanca) o el Aphidoletes aphidimyza (pulgón), nos ayudan a controlar y erradicar estas plagas. En caso de instalar una población de depredadores es muy importante saber cuáles de los productos que hemos visto anteriormente podremos utilizar sin que ello les afecte. Productos químicos: Deben representar siempre el último y desesperado recurso para todo cultivador, en especial para el de exterior. Existen infinidad de compuestos activos para tratar diversas plagas de insectos u hongos, en muchos casos de manera sistémica. Destacamos por su efectividad el penconazol para el oídio, spiromesifen (araña roja), fungicidas triazoles (botrytis, oídio), tiacloprid (mosca blanca) o imidacloprid (trips) entre muchos otros. Es muy importante no utilizar estos productos durante la fase de floración, por lo que es crucial que nuestras plantas estén sanas antes de que ésta empiece. De ahí la importancia de prevenir! Otros: Además de estos productos, podéis elaborar un sinfín de tés y recetas caseras (maceraciones con tabaco, ajo, menta, caldo burgalés, etc.), además de utilizar trampas atrapainsectos, cebos para insectos o mallas anti trip. Hoja de cannabis con oídio Tratamiento para la prevención de plagas en cannabis Si nuestras plantas están en buen estado, sanas y libres de plagas o carencias de nutrientes, deberemos asegurarnos de que permanezcan así hasta el final del cultivo. Si ya conocemos los insectos que suelen aparecer en la zona donde cultivamos, será cuestión de utilizar el producto correspondiente para dichas plagas. Este sería un buen plan de prevención para las típicas plagas que suelen aparecer durante esta época del año. De hecho, la mayoría de cultivadores expertos utilizan un plan de este tipo durante todo el año, tanto en cultivo exterior como interior: Plantas en crecimiento: Después de cada transplante, o cada pocas semanas en caso de tratarse de plantas madre, regar con trichoderma para asegurar un sistema radicular sano y protegido Aplicar un insecticida de amplio espectro (neem, jabón potásico o casi cualquiera de los que hemos visto) una vez a la semana Cada dos semanas se pulverizarán las plantas sólo con agua Un par de semanas antes de que empiece la floración se aplicará una pulverización de Bacillus Thuringiensis (en caso de cultivos en exterior, es recomendable una aplicación semanal de Bacillus durante el mes de Julio) Una semana antes del inicio de la floración se aplicará cola de caballo Plantas en floración: El dia de inicio de floración se aplica un insecticida de amplio espectro Unos 4 días después haremos una pulverización con propóleo Tras 4-5 días volvemos a aplicar insecticida Tras 4-5 días aplicamos propóleo, canela o cualquier anti fúngico Manchas en una hoja de cannabis típicas de una plaga de trips En el caso de cultivos de interior, os aconsejamos encarecidamente no pasar jamás a floración plantas que muestren signos de plagas, por pequeños que éstos sean. Nosotros no recomendamos aplicar productos cuando las plantas están ya desarrollando flores, aunque algunos de estos productos pueden utilizarse durante bien entrada la floración. En caso de usarlos con plantas que tengan ya cogollos, procurad pulverizar sólo las hojas y leed detenidamente las instrucciones del fabricante antes de hacerlo. Siempre es preferible evitar productos de acción sistémica durante esta fase del cultivo. Esperamos que este artículo os ayude a evitar los problemas de plagas en vuestros cultivos, pues insectos y hongos son sin duda la principal causa de fracaso entre la mayoría de cultivadores y, como suele decirse, siempre es mejor prevenir que curar! Felices cultivos!
  2. massara2015

    Hongos mas comunes que atacan tu planta

    Oidio:Conocido Tambien como Oidio, Blanquilla, Blanqueta, Mal blanco, Moho blanco, Cenizo, Oidiopsis, Oidios, Oidium.La infección aunque es relativamente fácil de curar, puede traer gravísimas consecuencias, ya que puede llegar a dañar los cultivos y inutilizarlos al 100%. En una primera fase se desarrolla sobre hojas, para ir pasando posteriormente a peciolos, troncos y finalmente a los cogollos, destruyendo completamente la resina y dejando la marihuana totalmente invalidada para fumar, ya que las esporas del hongo son materia sólida que absorveríamos al inhalar.Sintomas:El oidio es un hongo que se diagnostica bien. Se manifiesta como polvo blanco o cenizo muy típico,que se puede confundir con polvo en hojas y brotes. En una segunda fase las hojas atacadas se vuelven de color amarillento y terminan por secarse.El oidio es un hongo externo y su funcionamiento es muy similar a la de los insectos chupadores, ya que sus pequeñas esporas son transportadas por el viento y cuando se posan sobre una hoja echan unas raicillas que chupan y absorben los nutrientes de la planta.El oidio en el cultivo interior de marihuana:En cultivo interior, como hemos dicho anteriormente, el oidio es una enfermedad cada vez más habitual y en algunos casos es necesario tomar medidas preventivas desde el inicio del cultivo, pero lo que más nos va a ayudar a evitar la contaminación del hongo, es el control del clima de nuestro espacio de cultivo. Se trata de evitar que las humedades relativas de nuestro cuarto de cultivo no sobrepasen el 65% ni lleguen a bajar más del 40 %. Para ello quizás nos hará falta un humidificador, para evitar que con los focos encendidos la humedad no descienda demasiado debido al efecto del calor del foco. Durante el descanso nocturno de nuestras plantas, deberíamos de graduar la ventilación de forma que la respiración de las plantas no produzca condensación dentro del espacio. En casos extremos podemos recurrir al uso de un deshumidificador. Otro detalle que nos puede ayudar a evitar la propagación del hongo es no poner las plantas de marihuana demasiado espesas, ya que se forman zonas sombrias en las partes bajas de las plantas que favorecen la aparición del oidio.Control del Oidio:Dentro de los tratamientos biológicos de control del oidio, podemos encontrar el propolis. Es un producto de probada eficacia, pero debido a la alta resistencia del hongo, deberemos de realizar el tratamiento cada 10/12 dias hasta 10 días antes de la cosecha.El azufre además de ser un preventivo ante el oidio también funciona como acaricida. No se debe aplicar con temperaturas por encima de los 33 °C por existir riesgo de quemaduras.Sistémicos: Penconazol, Ciproconazol, Pirifenox, Fenarimol, Propiconazol... Tienen efecto curativo.Tratamiento químico: Prodimenol 25 (Probelte), Belpron (Azufre polvo)Otra forma que encontre por internet es BICARBONATO SÓDICO.Fungicida contra antracnosis, tizón, mildíu, oídio. Mezclar en 4 l de agua una cucharada de bicarbonato y 2,5 cucharadas de aceite vegetal, batir y añadir media cucharadita de jabón natural (de sosa o potasa).Aplicar cada 5-7 días hasta la desaparición de los síntomas. Botrytis:Botrytis Cinerea Es un hongo endoparásito, las esporas germinan y penetran dentro de los tejidos a través de los estomas, heridas o aberturas naturales desarrollando el micelio dentro de la planta. Se transmite principalmente por el aire. Los órganos pueden ser contaminados por el hongo prematuramente y quedar latente hasta que se den las condiciones idóneas para el desarrollo del mismo. Es una enfermedad que puede darse en postcosecha, durante el secado si las condiciones del mismo no son las adecuadas.Sintomatología:En hojas aparecen desecaciones en el borde del limbo y dentro de las manchas aparecen líneas concéntricas de color más oscuro. Cuando el ambiente es húmedo aparece el micelio típico del hongo de color gris.En los brotes aparecen manchas alargas y oscuras que se recubren del micelio si el ambiente es húmedo.Una humedad por encima del 60% y unos cogollos gordos y prensados, junto a una mala ventilación harán que aparezca.La enfermedad se produce entre 4 y 25 ºC pero no a 30 ºC . La incubación a 30 ºC durante 7 días resulta letal para el patógeno.A 20- 25 ºC es la temperatura óptima de Botrytis cinerea con lo que los primeros síntomas tardan menos de 24 horas en aparecer ( necrosis, reacción hipersensible y se localiza la infección).Control:El control es mayoritariamente preventivo, si la infección se da es muy difícil de controlar y eliminar. Se recomienda realizar tratamientos cada quince días confungicidas sistémicos o penetrantes.Hay que evitar densidades de plantación muy elevadas, y disponer de adecuados sistemas de ventilación con el fin de evitar humedades relativas muy altas.Una vez que el hongo entra en el cogollo hay que amputar la parte afectada, teniendo especial cuidado para que las esporas no lleguen hasta los cogollos sanos. Desecharemos las partes afectadas incluso una vez cosechadas, ya que el hongo es un importante patógeno post-recolección (crece en las plantas ya cortadas y ocasiona grandes pérdidas)No utilizaremos ningún fungicida, ya que la parte afectada son los cogollos.En invernadero, retirar las hojas caídas del cultivo y todo tipo de materia orgánica donde el hongo pueda esporular. Evitar que se produzca condensación sobre el cultivo por cambios bruscos de temperatura (ventilar y/o calentar el invernadero al amanecer o anochecer) Pythium:El Pythium es un hongo parásito, destructor de las raíces. En condiciones favorables, el Pythium se multiplica con gran rapidez y libera esporas microscópicas que infectan las raíces y no permiten que reciban alimento. Ataca principalmente a semillas y plantones que aún tienen poca resistencia a las enfermedades. Las plantas más grandes son más resistentes aunque también se vean afectadas, pero si se detecta en una fase primaria podrán ser tratadas y salvadas, a pesar de que la cosecha se verá definitivamente afectada.Como otros hongos, Pythium está en cualquier parte del entorno de la planta, y atacará prácticamente a todas las plantas. Las mejores condiciones para su desarrollo son los altos niveles de humedad y las temperaturas entre 20 y 30°C. En cultivos hidropónicos también influye una oxigenación pobre de la solución nutritiva. Es una espora de hongo que vive en el aire y en el agua, y que se presentará en tu lugar de cultivo sin importarle lo limpio que esté. La traerás en tus zapatos, en tu ropa, en tus manos, etc. Vendrá en el agua, especialmente si la traes de fuentes, ríos u otras corrientes libres. Este hongo tiene millones de oportunidades de entrar en tu jardín. Por lo tanto, es muy importante mantener muy limpio el entorno y cuidar mucho la calidad del agua que utilices.Sintomas:Ante un ataque de Pythium por lo general las semillas infectadas se tornarán blandas, pastosas y negras, y luego morirán. Los plantones tendrán tallos muy húmedos y se colapsarán. Aparentemente sin razón, plantas ya crecidas y plantas madres comenzarán a marchitarse y cogerán un color amarillento (que a menudo se identifica erróneamente como una deficiencia nutricional), y a veces las hojas tenderán a enrollarse hacia abajo. Las plantas tendrán un crecimiento pobre y el rendimiento se reducirá; hasta se puede llegar a una pérdida de toda la cosecha.No es fácil detener un ataque de Pythium a tiempo, especialmente cuando se cultiva en suelo, ya que los primeros síntomas de estrés en la planta no aparecen inmediatamente en la parte que está sobre la tierra. Sólo después de algunos días las plantas se verán tristes. Pero en el ámbito de las raíces el juego ya ha comenzado hace tiempo. En cultivos hidropónicos el Pythium, que adora y prospera en el agua, es una enfermedad bastante común. Si no se vigila lo suficiente, las consecuencias pueden ser desastrosas.La infección comienza en la punta de la raíz y lentamente desintegra las raicillas capilares y las finas raíces laterales, queson esenciales para la absorción de nutrientes. Las raíces blancas y relucientes se tornarán de color marrón claro, luego marrón oscuro y llegarán al negro. Cuando la infección es severa, la parte más baja del tallo se pondrá fina y negra. Por lo general, la porción suave y delgada de la raíz que sufre putrefacción se puede separar con facilidad del núcleo central.A menudo se describe el Pythium como una “infección secundaria”, porque sólo ataca la planta cuando ésta ya ha comenzado a deteriorarse, en condiciones de cultivo que no son las mejores. Se aprovecha de tejidos enfermos o con heridas para colonizar las raíces y causar putrefacción y descomposición de las mismas.Control:Vigila tus plantones y esquejes, ya que es en esta etapa cuando tu planta se puede infectar. Es importante elegir el substrato de germinación cuidadosamente y mantener la zona de germinación lo más limpia posible.Cuando prepares los esquejes para multiplicación, utiliza siempre herramientas limpias y cuida tanto al esqueje como a la planta madre, ya que el corte ocasionado durante la operación es una oportunidad maravillosa para la penetración de los agentes patógenos.Cuando cortes tallos de la planta madre, ocurrirán otros fenómenos: la masa de raíces es muy importante para las nuevas necesidades, y parte de ella comenzará a decaer. En ese momento producirá más etileno y los agentes patógenos, incluyendo al Pythium, se apresurarán en aparecer.Por lo tanto, no dudes en renovar tus plantas madre. Después de algún tiempo tu planta madre envejecerá y puede ser que sea portadora de esporas de Pythium, con lo cual, los esquejes también serán portadores.Esta es la causa por la cual es recomendable utilizar la planta madre una o dos veces y luego reemplazarla con una de las plantas nuevas hecha con los esquejes. De esta forma siempre tendrás madres jóvenes y sanas para obtener esquejes sanos y vigorosos, sin enfermedades.El transplante es otra operación clave, ya que una raíz herida es el campo perfecto para una infección. Cuando hagas un transplante, utiliza un lugar limpio y sé especialmente cuidadoso con las raíces jóvenes. Para evitar el estrés del transplante y la manipulación de las raíces, puedes usar los sistemas de propagación aero-hidropónicos con los cuales sólo tienes que mover tu planta de un tiesto al siguiente, sin interferencias en el sistema radicular.Como norma general, comienza con plantas y semillas libres de enfermedades.Evita darles demasiado alimento y poner demasiadas plantas juntas y mantén una buena ventilación. Según parece, el Pythium se desarrolla mejor con niveles alcalinos altos, por lo tanto mantén el pH lo más bajo posible, pero siempre teniendo en cuenta las necesidades de las plantas.Algunos cultivadores han descubierto otras formas de prevención de hongos utilizando agentes humectantes y cloro en la solución nutritiva, luz ultravioleta, peróxido de hidrógeno y ozono. Pero hay que tener mucho cuidado: determinados métodos pueden ser perjudiciales ya que interfieren con algunas de las sales minerales de la solución, poniendo en peligro el equilibrio en el alimento de la planta.Productos contra Pythium:. Alial fungicida.. Tarpán (Gleba).. Diconox. Esclerotinia:(Sclerotinia sclerotiorum)Los hongos del género Sclerotinia, en particular S. sclerotiorum, producen enfermedades devastadoras de numerosas plantas.Las enfermedades por Sclerotinia se encuentran ampliamente distribuidas por todo el mundo y afectan a las plantas en cualquiera de las etapas de su desarrollo, incluyendo plántulas, plantas maduras y órganos cosechados.Condiciones para la infección:Las condiciones óptimas para la infección son temperaturas suaves y humedad relativa alta. El exceso de abono nitrogenado aumenta el desarrollo vegetativo provocando un aumento de la frondosidad impidiendo una buena aireación favoreciendo la aparición de la enfermedad.Sintomas:El síntoma primario más característico y evidente de la enfermedad por esclerotinia es la aparición sobre la planta infectada de un micelio velloso y blanco en el que en poco tiempo se desarrollan grandes estructuras compactas de resistencia, esclerocios. En la base de los tallos de las plantas herbáceas que han sido infectadas aparecen en primer lugar varias lesiones de color oscuro. Con frecuencia, estas lesiones se cubren con gran rapidez de varias zonas algodonosas blancas constituidas por el micelio del hongo. En las primeras etapas de desarrollo de la lesión en el tallo, el follaje muestra muy pocos signos del ataque por el hongo, de ahí que las plantas infectadas pasen fácilmente inadvertidas, hasta que el hongo se desarrolla totalmente sobre el tallo y lo pudra. Debido a esto, el follaje localizado arriba de la lesión se marchita y muere más o menos con rapidez. En algunos casos, la infección se inicia sobre una hoja y avanza después hacia el tallo a través de la hoja.Control:El control de esta enfermedad es fundamentalmente preventivo. Normalmente con los tratamientos usados contra el oidio y mildiu son suficientes para un adecuado control de la misma.Tratamiento químico: Fungicida sistémico amplio espectro (Sipcam).