Dann

Members
  • Content Count

    2
  • Joined

  • Last visited


Reputation Activity

  1. Like
    Dann reacted to fife in El fotoperiodo de reinhard delp (12- 5,5 – 1 – 5,5)   
    Hola e encontrado esta info q bastante interesante ya q buscado por el foro y la verdad la info q encontrado es muy corta y e buscado por la web para ampliar la info ya q me parece muy interesante por la productividad de las plantas y el a ahorro de energía: copio y pego 

    Hacía tiempo que había oído hablar de diferentes técnicas de cultivo interior en lo que a ciclos lumínicos se refiere. Cultivadores que realizaban la fase de crecimiento con ciclos de menos de trece horas de luz continuada o el ciclo de floración con apenas nueve horas de luz. Nunca le di demasiada importancia, para ser sinceros, aunque tenía una espinita clavada con estas técnicas, como si estuviera dejando pasar de largo algo que podría resultar muy interesante y práctico, pero como con muchas otras cosas en mi mente de fumeta, quedó simplemente en eso.

    por Jose GH

    Fue hace unos días, cuando navegando un poco por Cannabiscafé di con un hilo del compañero Zeno titulado “Fotoperiodos intermitentes en vegetativo”. La curiosidad me hizo leerlo y observar las técnicas expuestas por otros compañeros que participan en el hilo, algo que despertó en mí al Doctor Bacterio que todos llevamos dentro y me hizo recordar esa espinita clavada y olvidada.
    Con la información obtenida en el hilo del foro, la ayuda de los compañeros del foro (Zeno, Yoss, Pilla2 y otros muchos que me dejo en el tintero) y la ayuda del práctico pero peligroso Google, el cual me indicó el camino a seguir, pasé prácticamente dos días completos leyendo artículos y seguimientos en webs y foros, tanto de habla española como inglesa, donde diversos cultivadores habían utilizado estas técnicas o seguían utilizándolas.
    Todos los caminos me llevaron a Joseph R. Pietri, quien viene defendiendo esta técnica de cultivo desde hace ya unos cuantos años, cuando la puso en práctica siguiendo los consejos del supuesto creador “Reinhard Delp”, de ahí el nombre del fotoperiodo en cuestión.
    Gracias a Facebook pude contactar con Joseph R. Pietri rápidamente y mantuvimos algunas más que interesantes conversaciones, donde repasamos todos los detalles de cultivo y metodologías. Realmente agradezco a Joseph su paciencia e interés por compartir todos sus conocimientos sobre esta técnica de forma desinteresada, me ha parecido un gesto propio de una gran persona.

    crecimiento/ciclo vegetativo de nuestra planta de forma muy distinta a la habitual. Hasta el momento los ciclos de crecimiento siempre habían sido de 18 horas de luz y 6 de oscuridad (18/6) o de 24 horas de luz continuada. También hay quien experimenta con 20/4, 19/5, etc....
    El fotoperiodo expuesto por Reinhard Delp es completamente diferente, no tiene nada que ver con los ciclos lumínicos que se vienen utilizando de forma estándar. Son ciclos lumínicos con menos horas de luz continuada, que permiten un ahorro energético muy considerable sin “supuestamente” incidir en la calidad o producción.
    Aunque en mi vida había oído hablar de Reinhard Delp (tampoco es que me entusiasme la salsa rosa cannábica), según se puede leer por internet, ha sido un gran innovador en la industria cannábica. Por lo visto es quien inventó y tiene la patente de la técnica de extracción de hachís con agua y hielo. Puede que aquí mi ignorancia juegue en mi contra, pero ¿se puede patentar un cubo lleno de agua y hielo? Me resulta sumamente extraño. No obstante, no voy a cuestionar nada, simplemente no me creo algunas cosas a nivel personal que pueden ser o no ser ciertas.
    También se dice que fue el primero en feminizar semillas de marihuana en los años 90, revolucionando la industria. Sin utilizar ningún químico en el proceso, algo que tampoco termina de cuadrarme. Pero bueno, sigo a lo mío con el estudio de los ciclos lumínicos. El fotoperiodo de Reinhard Delp para el cultivo de plantas de marihuana en interior es, cuanto menos, interesante. Él expone que debemos imitar, en la medida de lo posible, a la naturaleza, copiando sus ciclos lumínicos y aplicándolos en los cultivos de interior.
    Partiendo desde semilla, recomienda utilizar un ciclo de doce horas de luz continuada, cinco horas y media de oscuridad, una hora de luz y otras cinco horas y media de oscuridad, completando así el ciclo de veinticuatro horas que tiene un día. (12- 5,5 – 1 – 5,5). A este ciclo lo denominan 12/1.

    Art 34 03Indica que las plantas de marihuana crecerán a un ritmo completamente normal con este foto-periodo, que sus distancias internodales serán más cortas que utilizando otros ciclos lumínicos y que las plantas crecerán más a lo ancho que a lo alto.
    Doce horas de luz es suficiente para el crecimiento, y para que las plantas no entren en floración se les aplica una hora de luz en medio del periodo de descanso (oscuridad). Esta simple hora de luz activará las células fotorreceptoras de la planta (hablando coloquialmente) evitando que florezca.
    Normalmente se aplican ciclos lumínicos de dieciocho horas de luz y seis de oscuridad, algunos incluso ponen veinticuatro horas de luz continuada para intentar obtener un crecimiento más rápido. Suponiendo que usemos el sistema de 18/6 y queramos probar el fotoperiodo de Reinhard Delp, ahorraríamos 5 horas de luz diarias (18/6 vs 12/5,5/1/5,5).
    Si de forma habitual damos unas cuatro o cinco semanas de crecimiento a nuestras plantas antes de pasarlas a floración, estaríamos hablando de un ahorro energético de entre 140 y 175 horas. Un ahorro muy considerable.
    Expresándole a Joseph R. Pietri mis dudas sobre este sistema, me da a entender que mi mente está confundida por la falsa publicidad que las empresas del sector cannábico acostumbran a ofrecernos.
    Noto cierto enfado con respeto a los bancos de semillas o de abonos holandeses, fabricantes de luminarias, etc. Él dice que “ellos” solo quieren que usemos durante más horas nuestros balastros y lámparas, para que se desgasten más rápidamente. Además, malgastamos muchas horas de luz innecesarias, enriqueciendo así a las grandes empresas eléctricas (aquí le doy la razón, sin duda).
    Me explica que con menos horas de luz, aplicando el ciclo lumínico que él defiende, la planta consumirá también menos nutrientes y agua, por lo que no gastaremos tanto en abonos ni tendremos la necesidad de regar de forma tan continuada.
    Mirándolo así son todo beneficios, obviamente: menor gasto energético, menor gasto de nutrientes, menor desgaste de los equipos de cultivo (lámpara, balastro, ventilación...) y además, una menor sospecha de cultivo si tenemos instalados los nuevos contadores eléctricos inteligentes, que especifican en que horas se ha consumido más electricidad. Entonces, ¿por qué esta técnica no se está utilizando ya a nivel mundial?
    Mis dudas siguen siendo equiparables a mi nivel de curiosidad, por lo que sigo investigando aunque esta vez hablando con cultivadores que han llevado a cabo esta técnica en sus cultivos. Quiero obtener información de primera mano, de cultivadores independientes.
    Quitando alguna pequeña excepción, todos los cultivadores a los que he consultado me indican lo mismo: el sistema de Reinhard Delp funciona (aunque mejor o peor, dependiendo casos). Muchos de ellos no solo lo han probado, sino que desde entonces, solo utilizan este sistema en sus cultivos.
    Resumiendo un poco las horas y horas de charlas, lectura de seguimientos, artículos... llego a la conclusión de que el sistema efectivamente es viable, además de muy práctico a la hora de economizar en nuestros cultivos de interior.
    Pero no es oro todo lo que reluce. Existen algunos detalles que pocas personas mencionan pero que están ahí. Las plantas crecen con normalidad, sí, sus distancias internodales son más cortas, sí, y su olor es mucho más intenso también, sí, pero crecen a un ritmo algo menor que si utilizáramos un fotoperiodo de 18/6, algo que ya sospechaba siguiendo mi lógica de “a menos horas de luz, menor desarrollo”.
    No soy biólogo como la Obregón, pero si una planta no hace la fotosíntesis tampoco produce energía, por lo que su desarrollo tiene que verse mermado sí o sí. Si con el ciclo lumínico habitual gastamos 18 horas de luz diarias y con el ciclo que defiende Joseph gastamos solo 13 horas, la planta va a ver reducidas sus horas productivas en 5, por lo que sí o sí, debe crecer más despacio.
    Otra cosa que no me cuadra es que se intente imitar a la naturaleza. Si bien es cierto que por lo general en la mayoría del planeta ninguna planta tiene 18 horas de luz continuada por lo general, también es cierto que en ninguna parte del planeta a mitad de la noche sale el sol una hora para que las plantas no florezcan. Temo que aplicando esta técnica de 12/5,5/1/5,5 las plantas puedan sufrir algún tipo de estrés que desencadene en hermafroditismo o deformaciones durante la etapa de floración.
    Hablando sobre esto con los cultivadores, todos me indican que no, que las plantas realmente no sufren estrés y que no han apreciado hermafroditismo en sus cultivos por el mero hecho de aplicar estas técnicas. Por otro lado, algunos cultivadores que comenzaron a aplicar esta técnica exponiéndola mediante diarios de cultivos en foros, abandonaron repentinamente, algo que me hace pensar que no todo es tan bonito como parece.
    Casi de casualidad di con un par de cultivadores que me indicaron que usaban esta técnica, pero no a rajatabla. Ellos germinan sus semillas y comienzan el ciclo de crecimiento con dieciséis horas de luz y ocho de oscuridad, durante dos o tres semanas (16/8). Transcurridas esas semanas, comienzan entonces con el ciclo de 12/5,5/1,/5,5 (denominado 12/1) hasta la etapa de floración. Me indican que algunas variedades tienden a espigarse un poco al principio de la etapa de crecimiento si comienzan con un ciclo diferente al de 16/8.

    Art 34 02Hablando nuevamente con Joseph R. Pietri, me indica que es correcto, que son muchas las personas que también utilizan esa técnica, comenzar con ciclos de 16/8 durante unas semanas para pasar posteriormente al 12/1. Me indica que las plantas no sufren ningún tipo de estrés por aplicarles estas técnicas, algo que efectivamente me han verificado la mayoría de cultivadores, aunque no todos.
    Como anotación, me dice que estos ciclos son perfectos si partimos desde semillas, pero que si partimos desde esquejes es mejor aplicar lo que ellos denominan 12/2. Consiste en evitar que los esquejes (maduros sexualmente) entren en floración precipitadamente, por lo que en vez de añadirles una hora de luz en medio del ciclo de oscuridad, le añaden dos horas, quedando a 12/5/2/5.
    Mientras compartimos experiencias y consejos, también me hace saber que él solo recomienda realizar cultivos con semillas regulares. Dice que las semillas feminizadas ya traen consigo cierto nivel de estrés y que podrían causar problemas practicando estas técnicas (los cultivadores con los que había hablado anteriormente utilizaron semillas feminizadas y regulares, sin o con problemas independientemente del tipo de semilla). Me parece extraño que un fiel seguidor de Reinhard Delp, supuesto creador de las semillas feminizadas, esté tan en contra de éstas, pero dejo a un lado el tema y sigo investigando sobre los ciclos lumínicos.
    Meditando un poco sobre los ciclos mencionados, puedo apreciar el enorme ahorro energético que esto puede suponer para todos aquellos cultivadores que poseen una sala de plantas madre. También para quienes hacen ciclos perpetuos, teniendo una sala de crecimiento y otra de floración de forma permanente. Creo que esto puede suponer un antes y un después para muchos cultivadores, un gran ahorro energético y nutricional.
    Teniendo la fase de crecimiento completamente controlada, con los consejos y alternativas disponibles sin dejar de ceñirnos al foto-periodo 12/1, comienzan mis dudas para la etapa de floración. ¿También aquí ahorraremos luz? 
    Joseph me indica que la floración es más productiva con la técnica de Reinhard Delp que con el clásico ciclo de 12/12 (doce horas de luz y doce de oscuridad). Me dice que tengo varias alternativas a la hora de pasar a floración, que o bien puedo mantener un ciclo perpetuo de 10/14 (diez horas de luz y catorce de oscuridad) o bien puedo comenzar con 11/13 (once horas de luz y trece horas de oscuridad) e ir bajando media hora cada dos semanas, de forma que tras otras dos semanas serian 10,5/13,5, tras otras dos semanas 10/14 y tras otras dos semanas 9,5/14,5 (cubriendo así las 8 semanas típicas de floración en variedades índicas por ejemplo). Pero aquí no queda todo, las variedades con periodos de floración más largos, deben ir reduciendo los ciclos sucesivamente, de forma que no hay porque terminar en 9,5/14,5 sino que se puede 

    Art 34 12, esto me deja algo perplejo, incrédulo y dubitativo. Así que paso a consultar a los cultivadores para que sean ellos quienes me den sus más sinceras opiniones. Según los cultivadores, tras usar el ciclo de 12/1 y pasar a floración (ya sea 10/14 o 11/13 e ir reduciendo cada dos semanas), la floración comienza siempre antes. Las plantas no estiran tanto como si hubiéramos realizado un cultivo “estándar de 18/6 y 12/12”. La formación de cogollos también comienza antes, las plantas huelen más y, curiosamente, incluso los cogollos más bajos engordan correctamente. Por lo general son todo beneficios, se ahorra electricidad y las plantas no estiran tanto en este ciclo.
    Algo también muy positivo es que la mayoría de variedades maduran entre una y dos semanas antes de lo normal, es decir, nos ahorramos entre una y dos semanas de floración (dependiendo de si son índicas o sativas de larga floración).
    Todo son beneficios, por lo que sigo sin entender cómo es posible que este fotoperiodo no se esté aplicando a nivel mundial. Pero los cultivadores me dan la clave: la producción es indiscutiblemente menor. No se aprecia mucho realmente, es decir, la producción no es mucho menor que si utilizáramos el clásico ciclo de 12/12, pero las plantas sufren de alguna forma y lo demuestran no solo ofreciendo una producción algo menor, sino que su potencia en el efecto, al fumarla, también se ve reducida.
    Un conocido cultivador canadiense llegó a enviar muestras a un laboratorio de una cepa cultivada bajo un fotoperiodo estándar (18/6 + 12/12) y de la misma cepa bajo esta técnica (12/1 + 10/14). Los resultados fueron concluyentes: la concentración de THC era menor en la cepa cultivada bajo 12/1. No se puede verificar que la reducción de THC sea debido al uso de esta técnica, ya que necesitaríamos que muchos más cultivadores realizaran este mismo experimento, pero da que pensar.
    Aunque no todo son malas noticias, el ahorro energético y nutricional es muy notable si aplicamos esta técnica. Además, esta técnica es muy recomendable para cultivadores de variedades sativas puras, dado que no crecerán tanto en altura y se desarrollarán más en forma de arbusto. Durante la floración también se obtendrán beneficios, dado que no estirarán tanto y comenzarán a florecer antes (para sativas puras se recomienda comenzar directamente con un ciclo de 10/14).
    La técnica elaborada por Reinhard Delp no aporta mayor producción que las técnicas habituales, pero sí un notable ahorro económico y para los amantes de las variedades no muy potentes, una disminución en la concentración de THC, aunque esto último no está completamente demostrado.
    Tras días de estudio y conversaciones sobre esta técnica, he de admitir que a nivel particular me ha gustado mucho por lo que espero poder ponerla algún día en práctica y exponer mis propias conclusiones (aunque, sinceramente, sólo me atrevería a probarlo con sativas puras). Mi más sincero agradecimiento a todas las personas que tan amablemente me han ayudado a documentarme y ver los pros y contras de esta técnica, y a quienes colaboraron experimentando y nos mostraron su jardín, como el buen amigo Kike.
    me pareció muy interesante y por aquí lo dejo salu2