Orfidal y Alcohol, consumo y efectos

Bartolo Otras Drogas 01 Dec 2016 0 Comentarios
5/5 (1 votos)
El orfidal (lorazepam en su versión genérica) es un medicamento encuadrado dentro de la familia de los tranquilizanes. Lo más habitual es emplearlo para cobatir la ansiedad, así como para tratar problemas de insomnio.

Hay gente que mezcla orfidal con todo tipo de bebidas alcohólicas. Es cierto que el consumo conjunto de ambas sustancias potencia los efectos del orfidal, pero habéis de saber que esta práctica está totalmente desacosejada.


Orfidal; un Medicamento con Receta







Este fármaco además de utilizarse para aplacar la ansiedad y los problemas de imsomnio, también se combina hábilmente en el tratamiento de ciertas terapias antidepresivas. El orfidal es un medicamento que sólo se vende en farmacias, y con receta médica.

A pesar de ésto su uso está bastante generalizado. La gente se las ingenia de mil y una formas para conseguirlo de una manera alternativa.

Ya sea apoyándose en familiares o conocidos que lo toman, o fingiendo una enfermedad para intentar que se lo receten. Pudiendo incluso acudir al mercado negro; más claro el agua.

Hoy en día los estudiantes han convetido al orfidal en un eficaz sustituto de las anfetaminas en las épocas de exámenes. No hay estadísticas oficiales al respecto, pero en ambientes universitarios se puede confirmar que el orfidal está ganando terreno al Rubifen para Estudiar.

Un montón de jóvenes se drogan para estudiar. Al fin y al cabo nos guste o no, el compuesto del orfidal es una droga.

Si bien es cierto que no se puede equipara con sustancias como el LSD - Acido lisérgico. Pero sigue siendo una droga.

De alguna forma hay que combatir los nervios y estrés tan frecuentes en la temporada de exámenes. Y qué mejor forma de hacerlo que con el orfidal; un preparado ideal para tranquilizarlos. 


Recomendaciones para el consumo de Orfidal







A estas alturas creo que no es necesario recordar que la mezcla de cualquier medicamento con alcohol puede incluso llevarnos al borde de la muerte. No vale la pena experimentar mezclando orfidal con alcohol, el cóctel es explosivo.

Hay quien se hace la pregunta de si son compatibles la Fluoxetina y el Alcohol. Con respecto al orfidal y el acohol ya os digo yo que no se pueden compaginar.

Debido a la interación del orfidal en el organismo, queda totalmente desaconsejado el trabajar con maquinaria peligrosa, o conducir durante su consumo. Es más, yo que tú me iría de inmediato a la cama trás ingerirlo.

Es muy potente, y no queremos caer grogis en cualquier sitio. Aún con cosentimiento médico lo mejor es tomar orfidal lo menos posible.

Nunca infravaloréis el poderío del orfidal. Trás esa apariencia inofensiva se esconde un compuesto incriblemente potente y adictivo. 


Efectos Secundarios del Orfidal




A pesar de su fama y popularidad el orfidal es un medicamento muy potente que de no administrarse de forma correcta puede ser realmente peligroso. A continuación repasaremos algunos de los efectos secundarios de los que se tiene conocimiento.




 
No es fácil encontrar a personas que confiesen haber sufrido los efectos secundarios del orfidal. En cualquier caso hay que evitar convertirse en uno de ellos. 

El sistema digestivo suele ser uno de los primeros en dar la voz de alarma cuado algo nos sienta mal. En el caso del orfidal ésto se manifiesta en forma de trastornos gastrointestinales variados.

Otro de los posibles perjudicados es el corazón. Una disminución de la sangre bombeada por el corazón provoca debilidad general, y posibles desfallecimientos; que pueden ser fatales si se está conduciendo.

Estreñimiento, retención de líquidos, cansancio, náuseas y fatiga suelen ser frecuentes. La bajada de la temperatura corporal, aunque poco frecuente, también es uno de los posibles efectos secundarios.

En algunas ocasiones el hígado incrementa y mucho su actividad, teniendo como resultado visible el que los ojos se tiñan de color amarillo.

También pueden hincharse la parte inferior de la lengua, así como la garganta. Y todavía nos falta un efecto secundario más.

El consumo prolongado y reiterado crea dependencia. Sí; provoca adicción.

No engancha tanto como lo pueden hacer la heríana o cocaína, pero hay que tener precaucción. Hay quien describe la dependencia como equivalente a la que pueda causar la nicotina del tabaco.

 
También te puede interesar: Las Sales de Baño como Droga.

Autor: Bartolo

Opiniones

Opinar

Notificarme de nuevos comentarios.
Cancelar
Dejar opinion

Notificarme de nuevos comentarios.
Cancelar