Fumar Marihuana sin Tabaco

Cannabisguru Marihuana medicinal 17 Mar 2016 0 Comentarios
5/5 (1 votos)
Habitualmente la marihuana era consumida en su estado puro y sin tabaco pero con el paso de los años esta tendencia ha cambiado hasta llegar a ser consumida en interesantes mezclas. Esta tendencia se encuentra presente en los países europeos, donde su consumo es libre y queda a gusto de cada quien mezclarla o no.

Esto ocurre quizás por preferencia personal o por estar mal informado. Hay personas quienes prefieren mezclar la marihuana con el tabaco argumentando que los vuelve menos adictos o controla más su consumo.

Resulta que las personas quienes consumen la marihuana mezclada con el tabaco terminan siendo adictos al mismo, puesto que la nicotina está presente en cualquier cantidad de tabaco.

Está comprobado que fumar tabaco aumenta el riesgo de padecer cáncer, sin importar la cantidad que consuman. Por otro lado, el cannabis no tiene claro su rol en el desarrollo de cáncer, por lo que crea controversia entre profesionales de la medicina.



En los Estados Unidos, donde consumirlo es netamente recetado para uso médico, las personas prefieren su consumo puro, a través de pipas o vía oral, aunque ingerido cause un menor efecto que fumarlo propiamente.

Un porro habitual contiene 1.5 gramos de cannabis en estado puro. Cuando es mezclado, esto se reduce a la mitad, es decir 0.75 gramos de tabaco y 0.75 gramos de cannabis, lo que su efecto y la subida se reduce a la mitad.

Beneficios de fumar marihuana sin tabaco



Fumar marihuana sin mezclar aumenta potencialmente el efecto que pueda producir en el organismo del consumidor. A su vez evita el riesgo de volverse adictos a otras sustancias que la mezcla pueda contener. En el caso de estar mezclada con tabaco, las personas evitan la adicción a la marihuana. Sencillamente continúan con el hábito de fumar cannabis propiamente sin necesidad de “controlar” la ansiedad por tabaco que a la larga puedan perjudicarles o inducirles en otro hábito más dañino.

Cuando alguna persona ya tiene el hábito de consumir tabaco pero le consigue el gusto a fumar marihuana ocasionalmente, es donde comienza a mezclar estas dos sustancias. Pero, esto es solo para quienes tienden a consumir habitualmente cigarrillo y en ocasiones quieren salir de los parámetros fumando marihuana.

La Tolerancia al fumar marihuana



El cannabis desarrolla una tolerancia rápidamente, es decir, después de un tiempo la dosis que regularmente era consumida no causa el mismo efecto como primeramente lo hacía. Esto provoca que cada vez se necesite en mayor medida la sustancia para lograr conseguir el mismo efecto, ya que cada vez que se consume la misma dosis, el efecto va disminuyendo. La tolerancia a la marihuana aumenta cuando se aumenta su consumo, pero también se puede despojar de esta tolerancia dejando de fumarla por un tiempo.




Es por ello que algunos consumidores, quienes habitualmente se sientan a fumar el cannabis mezclado con tabaco después de una jornada laboral o un día de estrés, pueden variar las dosis de cada una de las sustancias en la mezcla, ayudando evitar el desarrollo de esta tolerancia.

Variando la cantidad introducida al porro no solo se evita tener que aumentar la dosis constantemente, sino que se mantiene una cantidad reducida que cause el efecto deseado en el organismo.

La gran controversia en torno a el consumo de ambas sustancias se basa en que el cannabis puede causar un efecto adictivo psicológico en las personas en largo plazo, tal como lo hace el tabaco. Muchos argumentan que la mezcla solo induce al consumidor en una dependencia por ambas sustancias, siendo la del tabaco la más peligrosa.

En todo caso, fumar marihuana sin tabaco representa la forma más económica, conveniente y sana de hacerlo. El tabaco, sin lugar a dudas, representa un gran peligro para el organismo, teniendo un rol clave en el desarrollo de terribles enfermedades.

Opiniones


Notificarme de nuevos comentarios.
Cancelar
Dejar opinion

Notificarme de nuevos comentarios.
Cancelar